Regresó la lluvia y el intenso viento al Crew

Cuando parecía que el juego entre Estados Unidos y México se llevaría a cabo en aceptables condiciones metereolígicas ya que el viento y la lluvia que se presentaron instantes antes del arranque...
Cuando parecía que el juego entre Estados Unidos y México se llevaría a cabo en aceptables condiciones metereolígicas ya que el viento y la lluvia que se presentaron instantes antes del arranque del encuentro habían desaperecido; ambos fenómenos volvieron
 Cuando parecía que el juego entre Estados Unidos y México se llevaría a cabo en aceptables condiciones metereolígicas ya que el viento y la lluvia que se presentaron instantes antes del arranque del encuentro habían desaperecido; ambos fenómenos volvieron  (Foto: Sergio Álvarez Reiset)

Sergio Álvarez | MEDIOTIEMPO (Enviado)Estadio Columbus Crew, 11 de Febrero de 2009

  • Los aficionados no dejaron de estar animados

Cuando parecía que el juego entre Estados Unidos y México se llevaría a cabo en aceptables condiciones metereolígicas ya que el viento y la lluvia que se presentaron instantes antes del arranque del encuentro habían desaperecido; ambos fenómenos volvieron al Crew incluso de forma más intensa que en las últimas dos semanas.

Lo anterior provocó que surgieran algunas sospechas de que el primer juego del Hexagonal Final entre Estados Unidos y México habría de suspenderse por las pésimas condiciones metereológicas.

El fortísimo viento hizo que algunas partes de acrílico del improvisado palco de prensa comenzaran a desarmarse y las micas volaron de forma violenta hacia la cancha de juego.

Sólo los aficionados estadounidenses ya con cerveza en mano, permanecieron cerca de dicha estructura sin importarles la posibilidad de que ocurriera un accidente. Incluso ambos equipos que ya calentaban en la cancha, apresuraron su actividad física y de prisa regresaron a los vestidores.

Los últimos en abandonar el césped fueron los tricolores, quienes a mitad del torbellino decidieron hacer un círculo y abrazarce fuerte, muy al estilo de como ocurrió en los últimos dos entrenamientos.

El incidente meteorológico afortunadamente para ambos equipos se esfumó cuatro minutos más trade, sin embargo, personal del estadio tuvo que ingresar a la cancha con unos largos artefactos de metal, como una especie de jaladores de limpieza para sacar el exceso de agua acumulada en el terreno.

Al menos al minuto 15 de juego, el viento, la lluvia y el riesgo de tormenta eléctrica se habían esfumado del inmueble y únicamente había quedado una oportunidad de gol registrada para los mexicanos al minuto 2.

[mt][foto: S. Álvarez/MDIOTIEMPO][r/apva]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×