Reprochan a la barra 'Libres y Lokos' su silencio este sábado

Normalmente, quienes ponen el ritmo en los partidos de Tigres como local son los miembros de la barra "Libres y Lokos", quienes con sus cánticos se presumen como los incondicionales al plantel.
Normalmente, quienes ponen el ritmo en los partidos de Tigres como local son los miembros de la barra "Libres y Lokos", quienes con sus cánticos se presumen como los incondicionales al plantel.
 Normalmente, quienes ponen el ritmo en los partidos de Tigres como local son los miembros de la barra "Libres y Lokos", quienes con sus cánticos se presumen como los incondicionales al plantel.  (Foto: Notimex)

Óscar Adrián Velázquez | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Estadio Universitario. 14 de Febrero de 2009

  • Les dedican cánticos que ellos mismos compusieron

Normalmente, quienes ponen el ritmo en los partidos de Tigres como local son los miembros de la barra "Libres y Lokos", quienes con sus cánticos se presumen como los incondicionales al plantel.Pero este sábado, y al darse una protesta silenciosa por parte de la barra, el resto del estadio cobró vida, y terminó dedicándole sus propias composiciones al grupo de animación, en un franco reclamo que desató incomodidad de los barristas sobre el final del partido.La voz del estadio afloró espontánea, y le reprochó a los miembros de la porra su actitud de no cantar como usualmente. "Borom bom bom, borom bom bom, yo soy de Tigres, ustedes no", entonó el público de todas las tribunas, con dedicatoria a los Libres, que tienen 10 años de estar conformados.Lo curioso es que la tonada, que se escuchó atronadora luego del gol de Juan Pablo García, fue la misma que utilizó la barra en la Jornada 2 contra el equipo, que perdió 3-0 con los Jaguares de Chiapas.El encuentro de este sábado entre Tigres y San Luis presentó un rostro inusual en la cancha del Volcán, al darse la apatía al juego de los "Lokos" en la cabecera norte del inmueble, y el regreso de las porras organizadas por el público en general.La explicación podría venir de un incidente que se presentó el sábado anterior en el Aeropuerto Internacional de Monterrey, cuando algunos seguidores de los "Libres y Lokos" le reclamaron al equipo por el mal paso, tras el regreso del juego ante Cruz Azul en la capital.Pero lo cierto es que este sábado no se extrañaron las composiciones de los jóvenes, quienes parecieron elegir el partido menos indicado para callarse a una década de existencia.Al final, el triunfo de los felinos desató una nueva comunión entre el público en la tribuna, mientras los "Libres y Lokos", quizá conteniendo la emoción, permanecieron en silencio en el inmueble, en una fiesta que no fue suya por elección propia.[mt][foto: Mexsport][r/edsag]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×