Los aficionados de Pumas no le dan la espalda al equipo

El tráfico fue infernal, llegara CU se convirtió en una misión prácticamente imposible. Los tres estadios más importantes de la Ciudad de México hicieron que el Sur de la Ciudad se atestara de...
El tráfico fue infernal, llegara CU se convirtió en una misión prácticamente imposible. Los tres estadios más importantes de la Ciudad de México hicieron que el Sur de la Ciudad se atestara de aficionados al futbol.
 El tráfico fue infernal, llegara CU se convirtió en una misión prácticamente imposible. Los tres estadios más importantes de la Ciudad de México hicieron que el Sur de la Ciudad se atestara de aficionados al futbol.  (Foto: Notimex)

Diana Pérez | MEDIOTIEMPOEstadio Olímpico Universitario, 18 de Febrero de 2009

  • El Olímpico no tuvo tan mala entrada a pesar de la hora

El tráfico fue infernal, llegara CU se convirtió en una misión prácticamente imposible. Los tres estadios más importantes de la Ciudad de México hicieron que el Sur de la Ciudad se atestara de aficionados al futbol.Las principales avenidas se convirtieron en un estacionamiento, los radios era el arma principal para enterarse de los marcadores que volvieron laca a la ciudad.El Estadio CU comenzó a ser ocupado de a poco, los universitarios que estaban en sus clases fueron llegando con lentitud a las tribunas, pero su apoyo nunca faltó.Las "Goyas" comenzaron a organizarse en las tribunas, los jugadores aún no habían salido al terreno de juego cuando su afición ya les había dicho que estaba ahí por medio de sus cánticos.La presión en el equipo fue clara desde que salieron a calentar, los rostros de los jugadores lo reflejaron; pero el apoyo de su gente fue el que terminó por despertarlos.En la tribuna todo fue una fiesta universitaria, pues el pequeño grupo de chiapanecos que se dieron cita con trabajos se movían de sus asientes. Los felinos desde que pudieron verse arriba en el marcador no dejaron de saltar y los pequeños contratiempos sólo fueron originados por los baños de líquidos extraños que la Porra Rebel desde su lugar acostumbra aventar a la gente que se encuentra justo debajo de ellos.Pumas pudo festejar, pero sólo hasta que Oribe Peralta hizo de las suyas y anotó el gol del empate.Algunas playeras de Jaguares se agitaron en el aire, pero el "Dale, Pumas dale ohhh" no paró en la tribuna. Al final como el marcador no se movió, la gente comenzó a abandonar el estadio y los pocos que se quedaron abuchearon a los universitarios.[mt][foto: Mexsport][r/apva]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×