Silencio en la casa de los Pumas

Más allá de asistir a CU para observar el partido de futbol de los Pumas, estar en el Olímpico Universitario se vuelve un espectáculo por las barras felinas que cada quince días se dan cita para...
 Más allá de asistir a CU para observar el partido de futbol de los Pumas, estar en el Olímpico Universitario se vuelve un espectáculo por las barras felinas que cada quince días se dan cita para apoyar a su equipo y llevarlo con sus cánticos a la victoria  (Foto: Agustín Cuevas)

Diana Pérez | MEDIOTIEMPOEstadio Olímpico Universitario, 1 de Marzo de 2009

  • Las porras de los Pumas cantaron hasta que cayó el gol

Más allá de asistir a CU para observar el partido de futbol de los Pumas, estar en el Olímpico Universitario se vuelve un espectáculo por las barras felinas que cada quince días se dan cita para apoyar a su equipo y llevarlo con sus cánticos a la victoria.

Sin embargo, hoy cuando los felinos salieron a la cancha y el partido comenzó, las barras de los Pumas se callaron. Las porras y canciones no se escucharon en el estadio, apenas unos pocos universitarios se atrevieron a abrir su garganta y tratar de alentar a su equipo.

La Rebel y la Plus comenzaron el espectáculo justo cuando los Pumas anotaron al minuto 24. El silencio había sido evidente, los felinos no querían hacerse presentes en CU aunque ahí estaban como siempre.

Pero cuando Fernando Morales logró enviar el balón a la red el grito de gol despertó a la afición universitaria. Primero el ¡Goya! apareció, después fueron las canciones tradicionales de los felinos.

CU no volvió a callarse, la afición logró volver a la comunión con su equipo y los apoyó hasta el final.

[mt][foto: A. Cuevas/MEDIOTIEMPO][r/anor]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×