¿Y los años mozos del 'Kikín' Fonseca?

Debutó con La Piedad un 22 de julio de 2001 pero en los Pumas se hizo un nombre. Francisco Fonseca llegó al equipo de la Universidad en el Apertura 2002 y pronto se fue ganando un puesto y el...
Debutó con La Piedad un 22 de julio de 2001 pero en los Pumas se hizo un nombre. Francisco Fonseca llegó al equipo de la Universidad en el Apertura 2002 y pronto se fue ganando un puesto y el corazón de una afición.
 Debutó con La Piedad un 22 de julio de 2001 pero en los Pumas se hizo un nombre. Francisco Fonseca llegó al equipo de la Universidad en el Apertura 2002 y pronto se fue ganando un puesto y el corazón de una afición.  (Foto: Notimex)

Diana Pérez | MEDIOTIEMPOEstadio Olímpico Universitario, 1 de Marzo de 2009

  • Fonseca ni siquiera jugó un minuto ante los Pumas

Debutó con La Piedad un 22 de julio de 2001 pero en los Pumas se hizo un nombre. Francisco Fonseca llegó al equipo de la Universidad en el Apertura 2002 y pronto se fue ganando un puesto y el corazón de una afición.No era un hombre "crack" pero sus ganas y talento lograron que brillara con luz propia en el equipo felino; y su gran carisma terminó de vender su imagen como un jugador estrella.Los minutos poco a poco fueron siendo más mientras vestía la casaca de los Pumas, el "Kikín" era un ídolo de la tribuna, el equipo era un sueño para el aficionado universitario. Fue ahí cuando Fonseca y los felinos lograron lo que nadie creía: un Bicampeonato.El "Kikín" alzó la Copa y festejó con fuerza los dos títulos que de la mano de Hugo Sánchez lograron en el Clausura y Apertura 2004; pero sus aspiraciones económicas crecieron y decidió marcharse del equipo de la Universidad para emigrar con Cruz Azul.Con La Máquina no le fue mal, de hecho logró 26 goles en tres torneos rebasando así su marca con los Pumas de 24 dianas en cinco justas. Pero su camino una vez más se modificó, Tigres es su presente con quien hoy vive serios problemas de descenso.Con los regios cumple su quinto torneo y apenas ha sumado 10 goles, su brillo en la cancha se extinguió desde que pisó suelo regiomontano. Hoy el "Kikín" volvió a casa con su gente, pero vistiendo unos colores ajenos a sus momentos de gloria, su magia se esfumó tanto que ni siquiera fue considerado para entrar de cambio en el partido, Fonseca se la pasó calentando, primero la banca y después haciendo ejercicios de calistenia pensando en una posible entrada a la cancha.Pero el momento nunca llegó, hasta los propios universitarios se olvidaron de él, pues fueron pocos los recordatorios maternos que recibió, pues desde que dejó a los Pumas para la gente de CU dejó de ser un hombre grato.Sólo su carisma parece seguir manteniéndolo, pues a la salida del estadio, como si fuera una gran estrella y hubiera dado un gran partido, fue solicitado por los fanáticos de Tigres para tomarse una foto o que les firmara una camiseta.Como futbolista, "Kikín" poco a poco parece extinguirse, sus números así lo reflejan, pues tras años de gloria con los Pumas, donde jugó cinco mil 75 minutos y obtuvo dos títulos, en Tigres no ha hecho diferencia y de los ocho juegos jugados apenas logró entrar en cuatro, y sólo en tres fue titular. De hecho, en cuatro mil 896 minutos jugados sólo ha metido 10 goles, lo que significa un gol cada cinco partidos.[mt][foto: Mexsport][r/edsag]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×