Jesús Ramírez descartó problemas en el vestidor

El entrenador del América, Jesús Ramírez, descartó este martes que haya ruptura en el vestidor de su equipo y comprendió el enojo de jugadores como Salvador Cabañas o Jean Beausejour, quienes al...
 El entrenador del América, Jesús Ramírez, descartó este martes que haya ruptura en el vestidor de su equipo y comprendió el enojo de jugadores como Salvador Cabañas o Jean Beausejour, quienes al ser sustituidos  ante Atlante se fueron directamente al  (Foto: Osvaldo Aguilar, Notimex)

Héctor Cruz | MEDIOTIEMPOCiudad de México, 10 de Marzo de 2009

  • "Yo no voy a mentir, ni a cubrir cosas"
  • Se levantó molesto antes de terminar la conferencia

El entrenador del América, Jesús Ramírez, descartó este martes que haya ruptura en el vestidor de su equipo y comprendió el enojo de jugadores como Salvador Cabañas o Jean Beausejour, quienes al ser sustituidos  ante Atlante se fueron directamente al vestidor.En conferencia de prensa en El Nido, Chucho aseguró que él no miente, ni encubre ninguna situación negativa al interior del equipo y confió que está muy cerca de lograr con las Águilas lo que quiere."Yo no voy a mentir porque no estoy acostumbrado a mentir, ni a cubrir cosas, yo no tengo ningún problema con ningún jugador, de ninguna especie, es normal que salgan enojados, el como salgan ya se corregirá la indisciplina como se deba corregir, me parece que si el jugador saliera tranquilo ahí sí me preocuparía", aseguró.

Del regaño y las sanciones económicas que la Directiva encabezada por Michel Bauer comenzó a aplicar a jugadores que incurren en indisciplinas, como son los casos de Enrique Vera o Ángel Reyna, quienes se hicieron expulsar en diferentes partidos, Chucho ve estos castigos con buenos ojos porque aseguró que con ello se concientiza al plantel.

"Es para crear conciencia, me parece que fue muy bueno (el regaño y las sanciones), en todos los ámbitos donde nos desarrollemos si las cosas no están bien tiene que pasar, analizar qué está pasando y tiene que haber alguien que en el área que le corresponda tiene que asumir esa responsabilidad y me parece que estuvo muy bien de parte de Michel, si hubo regaños, si sigue habiendo regaños a lo mejor son necesarios hasta que la relación mejore", señaló.

Visiblemente molesto, por vez primera desde que asumió el timón de las Águilas, Ramírez comenzó a desesperarse con las preguntas de la prensa, por lo que sólo hizo hincapié en que el equipo deberá mejorar y ganar y ya no hablar tanto, para dar un golpe en la mesa, levantarse e irse.

"Ya es mucho hablar y yo creo que tenemos que hacer más de lo que hemos hablado, está por demás todo lo que yo les diga, lo que necesitamos ganar, tener buenos resultados, podríamos hablar tres días seguidos pero lo importante es hacer y hablar menos", sentenció, se levantó y se fue, con molestia.

Por otra parte, al término del entrenamiento, varios jugadores del América bañaron en harina a Enrique Vera, presumiblemente como castigo interno entre los elementos de las Águilas.[mt][foto: O. Aguilar/MEXSPORT][r/apva]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×