Muy temprano Los celestes comenzaron la huída

El estadio lucía espectacular antes de que Erim Ramírez, árbitro del partido, diera el silbatazo inicial. Los boletos se agotaron desde el jueves en la noche, no había lugar para nadie más en el...
 El estadio lucía espectacular antes de que Erim Ramírez, árbitro del partido, diera el silbatazo inicial. Los boletos se agotaron desde el jueves en la noche, no había lugar para nadie más en el Estadio Azul, sólo hubo un hueco que se creó por seguridad p  (Foto: Omar Martínez, Notimex)

Diana Pérez | MEDIOTIEMPOCiudad de México, 14 de Marzo de 2009

  • Decenas de aficionados al Cruz Azul comenzaron a irse al minuto 70

El estadio lucía espectacular antes de que Erim Ramírez, árbitro del partido, diera el silbatazo inicial. Los boletos se agotaron desde el jueves en la noche, no había lugar para nadie más en el Estadio Azul, sólo hubo un hueco que se creó por seguridad para evitar que la porra del América se juntara con la afición celeste.

Pero la fiesta pronto terminó, el 0-3 en el primer tiempo fue suficiente para quitarles la sonrisa a los aficionados de La Máquina. La salida se preveía sería rápida entre la afición de Cruz Azul, pero esta vez exageraron.

Después de pagara grandes cantidades de dinero, en plena crisis, para llevar a su familia al Estadio, varios cementeros comenzaron a levantarse de sus asientos y salir del inmueble al minuto 25 del segundo tiempo. Aún faltaban 20 minutos para que el partido acabara y quizá Cruz Azul lograra un milagroso empate o triunfo.

Pero su afición no le tuvo paciencia ni creyó en ellos, por ende, para evitar el tráfico de la salida y los molestos empujones comenzaron a irse temprano del Estadio Azul.

Hasta las porras de La Máquina guardaron silencio, apenas unos tambores se escucharon desde su tribuna. Fue hasta que Ramírez decretó un penal a favor de Cruz Azul, que la afición revivió, claro ayudada por el sonido del Estadio.

Al final en medio de la desventura, por haber perdido ante el América, la afición de las Águilas despidió a los celestes con un "Ay, ay, ay, ay chemo no llores, porque cantando se alegran chemo los corazones".

[mt][foto: O. Martínez/MEXSPORT][r/apva]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×