América-Pumas, un Clásico pasional

La rivalidad entre América y Pumas está más viva que nunca. Instituciones antagónicas, colores contrarios, ideologías distintas, equipos de la misma ciudad y tres finales jugadas en 8 años entre...
La rivalidad entre América y Pumas está más viva que nunca. Instituciones antagónicas, colores contrarios, ideologías distintas, equipos de la misma ciudad y tres finales jugadas en 8 años entre ellos son ingredientes suficientes para hacer de este encuen
 La rivalidad entre América y Pumas está más viva que nunca. Instituciones antagónicas, colores contrarios, ideologías distintas, equipos de la misma ciudad y tres finales jugadas en 8 años entre ellos son ingredientes suficientes para hacer de este encuen  (Foto: Notimex)

Héctor Cruz | MEDIOTIEMPOCiudad de México, 16 de Marzo de 2009

  • Tres finales disputadas entre estos equipos
  • Dominio americanista en series decisivas

La rivalidad entre América y Pumas está más viva que nunca. Instituciones antagónicas, colores contrarios, ideologías distintas, equipos de la misma ciudad y tres finales jugadas en 8 años entre ellos son ingredientes suficientes para hacer de este encuentro un Clásico pasional.

Además, muchos de los mejores futbolistas que han jugado en México fueron producidos o militaron por alguno de estos equipos: Hugo Sánchez, Cabinho, Enrique Borja, Salvador Cabañas, Carlos Hermosillo, Carlos Reinoso, Manuel Negrete, sólo por mencionar a algunos entre una lista inmensa y casi sin fin.

Y las porras: dos de las más bravas y pasionales del futbol mexicano. Los seguidores de América y de Pumas no se andan con medias tintas, con ellos no van los medios tonos, y tanta es la rivalidad, que días antes al partido tienen que pactar como caballeros que tendrán buen comportamiento, aunque al final terminan perdiendo los estribos.

PRIMERA FINAL A TRES PARTIDOS 1984-85: URREA LES ROBÓ EL TÍTULO A LOS PUMAS

El parteaguas que acrecentó la rivalidad que hay actualmente entre América y Pumas se inició en la Temporada 1984-85, cuando ambos equipos disputaron la Final del torneo que se fue a tres partidos dado el empate global en los primeros dos frentes.

En el juego de ida celebrado en el Estadio Azteca el 23 de mayo de 1985, empataron 1-1, con goles de Alberto García Aspe (0-1, 79';) y de Carlos Hermosillo (1-1, 90';).

Para el encuentro de vuelta en Ciudad Universitaria llevado a cabo el 26 de mayo de 1985, el marcador fue 0-0, y como en aquella época el gol de visitante no era criterio para el desempate, se decidió jugar un tercer partido en territorio neutral.

El partido de desempate se jugó en el Estadio La Corregidora, en Querétaro, el 28 de mayo de 1985 con arbitraje de Joaquín Urrea, y las Águilas vencieron 3-1 a los Pumas para alzarse con el título en un encuentro de los más polémicos en la historia del futbol mexicano.

Dos jugadas fueron puestas en tela de juicio. En una de ellas el puma Félix Cruz cometió una mano y Urrea decretó la pena máxima en favor de América, pero minutos después el "Capitán Furia", Alfredo Tena, se vio envuelto en una acción similar y el silbante no sancionó nada a favor de los auriazules.

Años después, ya retirado, el silbante aceptó que cometió esos errores, pero aseguró que la mano de Tena no la vio y que nunca fue tendencioso en us arbitraje.

Aquel partido en Querétaro concluyó con un 3-1 a favor de América, con goles de Daniel Brailovsky (1-0, 2-0, al 11'; y 56';), Ricardo Ferretti (2-1, 71';) y Carlos Hermosillo (3-1, 76';).

SEGUNDA FINAL EN 1987-88: AMÉRICA SE VUELVE  A CORONAR

La segunda Final entre estos conjuntos tuvo lugar en la Temporada 1987-88, cuando América era dirigido por Jorge Vieira y los Pumas por el "Capi" Héctor Sanabria.

Los Pumas ganaron en el duelo de Ida en Ciudad Universitaria 1-0, con gol de Luis Flores desde los once pasos, pero en el juego de vuelta en el Estadio Azteca fueron vapuleados 4-1 y con ello, las Águilas se alzaron con el título de dicha temporada.

Con este resultado, la rivalidad se acrecentó aún más, dos finales perdidas de los Pumas ante los azulcremas.

LA VENGANZA 1990-91: EL "TUCAZO" Y PUMAS CAMPÉON

América y Pumas llegaron a su tercera Final entre ellos en 8 años, lo que hizo de este partido un Clásico no sólo de la ciudad sino de equipos fuertes y con buen futbol y fue entonces que la venganza para los felinos llegó.

En el duelo de ida en el Estadio Azteca, las Águilas ganaron 3-2, con goles de los azulcremas Toninho, Gonzalo Farfán y Antonio Carlos Santos; mientras que por los Pumas anotaron Luis García y David Patiño.

Para el partido de vuelta, los Pumas necesitaban de un gol para ganar, ya que los goles de visitante eran criterio de desempate aun en las Finales, y al minuto 6 aconteció uno de los goles más recordados en el futbol mexicano, el que Ricardo Ferretti, actual timonel de los felinos, le marcó de tiro libre a Adrián Chávez y con el cual salieron Campeones.

Así los Pumas se vengaron de su acérrimo rival y la rivalidad tomó tintes de gran pasión y entrega para cada uno de sus seguidores.

AMÉRICA TIENE DOMINIO SOBRE PUMAS

Tras estas finales mencionadas, ha habido partidos entre estos clubes en otras instancias de la Liguilla, como una Semifinal y un Repechaje, ambas las ganaron las Águilas, lo que habla del dominio americanista en series decisivas ante los felinos.

Así, el próximo domingo, en duelo de la Jornada 11, América recibirá a los Pumas en el Estadio Azteca, donde los felinos vienen embalados con tres triunfos al hilo, aunque las Águilas también llegarán motivados por derrotar a Cruz Azul.

El domingo habrá una nueva edición de esta batalla pasional, en espera de que pronto haya otra guerra, una nueva Final entre dos de las más grandes instituciones futbolísticas en México.

[mt][foto: Mexsport][r/osra]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×