Chivas no puede estar así: Arellano

El panorama de Chivas luce sombrío con el desempeño de las últimas fechas, y los propios jugadores saben que la situación los pone en un plano inesperado, lejos de la estirpe ganadora de sus colores.
El panorama de Chivas luce sombrío con el desempeño de las últimas fechas, y los propios jugadores saben que la situación los pone en un plano inesperado, lejos de la estirpe ganadora de sus colores.
 El panorama de Chivas luce sombrío con el desempeño de las últimas fechas, y los propios jugadores saben que la situación los pone en un plano inesperado, lejos de la estirpe ganadora de sus colores.  (Foto: Edgar Quintana, Notimex)

Óscar Adrián Velázquez | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Estadio Universitario, 21 de Marzo del 2009

  • Embarga impotencia al vestidor rojiblanco
  • Pide continuidad para Efraín Flores

El panorama de Chivas luce sombrío con el desempeño de las últimas fechas, y los propios jugadores saben que la situación los pone en un plano inesperado, lejos de la estirpe ganadora de sus colores.

El delantero Omar Arellano reconoció que no se puede acostumbrar a ver al plantel en la mitad de la tabla, y ligando tropiezos dolorosos que complican el panorama rumbo a la Liguilla.

"Esto da tristeza, la verdad, creo que Chivas no puede estar así, no puede pasar esto, no queda más que analizar, y seguir trabajando para levantar", comentó con sobriedad Omar Arellano, uno de los que más lucharon dentro del terreno de juego.

"Viene una semana importante, podemos retomar el buen camino, ya después vendrá San Luis, y hay que seguir trabajando para salir".

-Se habla de que peligra el futuro del técnico, ¿cómo lo tomas?- "Creo que sería buena la continuidad al entrenador, porque lo conocemos, y llevamos casi dos años con él, pero al final no nos queda más que responder en la cancha, a veces no salen las cosas, y no se dan las cosas, entonces, no queda más que analizar lo que pasó y ver hacia adelante".

Arellano reconoció vivir una noche de nostalgia al regresar al campo donde empezó a soñar con una carrera futbolística, dado que su padre, de mismo nombre, jugó para los Tigres en 1995-96, campaña en la que era un niño, pero le valió para volverse aficionado felino por un tiempo.

"La verdad le tomé mucho cariño a la institución, al equipo, tuvimos buenos años aquí en Monterrey, y ahí está el cariño, desde chico venía, y disfrutaba con mi padre, y hoy me toca venir a defender otra playera, pero ese sentimiento está, y no cambia".

[mt][foto: E. Quintana/MEXSPORT][r/osra]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×