Los Dioses del Clásico Regio

El tan sólo pronunciar el nombre de Mario de Souza Mota "Bahía", provoca que las alabanzas no se hagan esperar por los seguidores Rayados, mientras que de los felinos ni el rugido se escucha.
 El tan sólo pronunciar el nombre de Mario de Souza Mota "Bahía", provoca que las alabanzas no se hagan esperar por los seguidores Rayados, mientras que de los felinos ni el rugido se escucha.  (Foto: Notimex)
Monterrey, Nuevo León -
  • "Bahía, el terror de los felinos; es el máximo goleador en Clásicos con 11
  • "Diablo" Núñez y el “Divino” Gaitán, mejores artilleros de Tigres con ocho goles
  • Lucas Lobos lleva buen paso

El tan sólo pronunciar el nombre de Mario de Souza Mota "Bahía", provoca que las alabanzas no se hagan esperar por los seguidores Rayados, mientras que de los felinos ni el rugido se escucha, y es que recuerdan el temor que producía "su majestad" en la cancha. La afición de ambas escuadras coincide en que en la historia de los Clásicos Regios, tras 87 ediciones, nadie como "Bahía"; la hinchada de Tigres sufría cada vez que el delantero brasileño tocaba el balón, pero son conocedores y aceptan que hasta el momento es el Dios de los duelos fraternales. Y es que a pesar de que Claudio el "Diablo" Núñez y Walter Gaitán se acercaron a la marca de 11 goles de "Bahía" en los Clásicos, ninguno de los dos elementos de la UANL pudieron siquiera empatarlo en el liderato de goleo en los Derbys; ambos llegaron a ocho tantos, para ubicarse en el segundo sitio en la historia. La historia con Mario de Souza Mota se remonta a la Temporada 1984-1985, el 7 de noviembre debutó en la edición 26 del Clásico; no perdió el tiempo, la leyenda del famoso "Avioncito" comenzó, al anotar en par de ocasiones en el Estadio Universitario, donde el marcador finalizó 2-2. Mario de Souza pudo conocer el triunfo sobre Tigres hasta el siguiente duelo, cuando se jugó en el Tecnológico y también se apuntó con un gol. Después de regalar gratas actuaciones gloriosas, en 1992 "Bahía" dejó Monterrey al retirarse del futbol mexicano, donde es recordado hasta la fecha como la peor pesadilla de Tigres, además de formar parte del once ideal de todos los tiempos de La Pandilla. Los años transcurrieron y fue el Torneo de Copa 96-97, cuando una nueva figura surge, esta vez de lado de la UANL; Claudio Núñez debutaba de la misma forma que "Bahía", con dos goles en su primer Clásico, en el mismo escenario en cuanto estadio y marcador final. Si Tigres temblaba con "Bahía", Rayados no se quedaba atrás, a ellos se les aparecía el "Diablo", tal como se le llamaba a Núñez, el atacante chileno que sumó ocho goles frente a Monterrey hasta jugar su último torneo como felino en el Invierno 2001. El "Diablo" Núñez también saboreó el triunfo en su segunda actuación en Derbys, además pasa a la historia como De Souza Mota, ya que éste ligó cuatro Clásicos anotando gol y sumó seis en esos partidos en las ediciones 34, 35, 36 y 38; Claudio lo hizo en el 52, 54, 56 y 57. El chileno es recordado como máximo ídolo de los años noventas por los felinos, un delantero habilidoso, que creaba la jugada y definía; así llegó a 40 goles hasta que una lesión puso alto a su continuidad en Tigres. Parecía difícil que Tigres y su afición adoptaran a un nuevo ídolo, pero en el Apertura 2002 llegó al plantel Walter Gaitán, al principio no causó mucha expectación, pero pronto demostró su calidad, incluso fue líder de goleo en el Apertura 2005 con 11 dianas. El argentino tuvo grandes actuaciones como goles sorprendentes, dentro del área, fuera de ella y desde la media cancha, con potentes tiros de zurda que asustaban a la pandilla del Monterrey en los Clásicos, llegando a igualar a Núñez con ocho tantos. No era para menos, el "Chueco", el "Mago", el "Divino", como le apodaban, fue el timón de la ofensiva felina, incluso fue alguna vez distinguido como el mejor jugador de la liga; era un creativo, elegante para matar al rival. Después del 2005 Gaitán fue a menos, hasta que en el 2007 recibió permiso de tres meses para resolver problemas personales, pero a finales de septiembre se presentó su renuncia, dejando para la historia 71 goles con Tigres, el segundo mejor en Tigres, sólo detrás de Tomás Boy. Cuando Gaitán regresa a la actividad con Necaxa, Gaitán tenía más de un año sin anotar gol, su último había sido frente a Monterrey en el Tecnológico, y fue ahí precisamente donde se reencontró con las redes, demostrando que seguía siendo el verdugo de los albiazules. Rayados amenazó con Guillermo Franco el empatar la marca de Núñez y Gaitán, pero "Guille" sólo llegó  cinco goles en su permanencia del Apertura 2002 al Apertura 2005, aunque el primer Clásico en su etapa se lo perdió por ser expulsado una jornada antes. Sin embargo, el delantero argentino naturalizado mexicano podría reanudar la cuenta, ya que se espera pronto regrese a Rayados, equipo donde él aseguró que desea retirarse. LOBOS AHÍ LA LLEVA El mediocampista argentino, Lucas Lobos, llegó a Tigres apenas en el Clausura 2008, y desde entonces ha jugado par de Clásicos, en los que ya suma tres anotaciones. Lobos anotó un gol la Edición 86 del Derby Norteño, después en la 87 jugada en el Apertura 2008, concretó dos tantos más a su cuenta; ambos duelos se efectuaron en el estadio Tecnológico, será en el presente torneo cuando la figura felina de la actualidad juegue su primer Clásico en el estadio Universitario. Será apenas su tercer enfrentamiento ante Rayados, y al tener ya tres dianas se augura que Lobos pueda competir pronto dentro de los líderes de goleo en el duelo fraternal, puesto que según su contrato como auriazul aún le quedan mínimo cuatro Clásicos más por jugar, con opción de renovar un año más. ¿Pasará Lobos a la historia?... aún le faltan cinco para igualar a los máximos artilleros felinos, y ocho para empatar a "Bahía", pero ahí la lleva.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×