La historia de un Clásico frustrado

Omar Arellano Nuño y Omar Arellano Riverón, pasaron de lo que podría haber sido una alegría indescriptible a la tristeza, ya que luego de ser destituido del timón del Rebaño, los Arellano no...
 Omar Arellano Nuño y Omar Arellano Riverón, pasaron de lo que podría haber sido una alegría indescriptible a la tristeza, ya que luego de ser destituido del timón del Rebaño, los Arellano no estarán juntos en el Clásico Nacional.
Zapopan, Jalisco -
  • "Siempre he apoyado a mis hijos en lo que quieran hacer"

El capricho del futbol llevó a los Arellano a pasar de una semana inolvidable a la más triste de los últimos cinco años. El dirigir a su hijo en un Clásico contra el América ilusionaba a Omar Arellano Nuño, quien junto con su hijo, posó para una sesión fotográfica previa al partido contra las Águilas, misma que ya no será requerida debido a que Arellano Nuño fue destituido de su cargo en una sorpresiva decisión de la Directiva rojiblanca. Arellano Nuño habló sobre de la relación que mantiene con su hijo, dentro y fuera de la cancha. -¿Cómo es Omar como hijo y como delantero?- "Pues a través del tiempo, Omar ha crecido muy disciplinado, muy buen hermano, buen hijo, siempre ha sido muy responsable en casa y asumiendo su papel de hijo mayor con sus hermanos y su madre; y ahora buen esposo y buen padre y siempre manteniendo una buena relación en todos los sentidos con Omar. Como delantero, siempre profesional, que siempre le ha gustado su trabajo, que desde niño le gustó y que ha cumplido objetivos muy importantes en su carrera, a sus 21 años ha sido alguien que se ha ganado un lugar con méritos propios, hasta ganarse un lugar en la Selección y creciendo, le faltan aún cosas por mejorar. A todos, sea joven o veterano, pero es un jugador importante para Chivas, es un jugador dentro del plantel que tiene que aportar y crecer junto a sus compañeros". -¿Cuáles eran las expectativas que usted tenía de Omar?- "Siempre he apoyado a mis hijos en lo que quieran hacer, es algo que me inculcó mi padre, en paz descanse, lo que quisiera hacer cada uno apoyarlo en su área; de mis hermanos a muchos les gustó el futbol, a otros no, otros estudiaron, otros tuvieron profesión, uno es mecánico en Estados Unidos y mi padre siempre nos apoyó y dejó la escuela de apoyar a los hijos en lo que quieran hacer. "Omar desde niño quería ser futbolista, desde que comenzó a caminar agarraba el balón." Omar desde niño quería ser futbolista, desde que comenzó a caminar agarraba el balón, tuvo que tomar decisiones difíciles en la familia, porque hubo una separación, un rompimiento y fue difícil en ese momento, a los 15 años dejarlo en Pachuca, siempre habíamos sido muy unidos, buscando estar juntos; fue difícil, pero lo apoyamos. Nunca hubiera querido una reclamación de mi hijo, de no haber sido futbolista, se le apoyó en todo momento. En el caso de Diego, otro de mis hijos, le gusta la comunicación, ahora trabaja en un periódico, pero en otra área y Javiersillo nos ve raro, pero lo apoyamos y tiene seis años. Siempre los voy a apoyar, siempre y cuando sean personas de bien no voy a tener ningún problema, en apoyarlos en sus carreras". Asimismo, Arellano Riverón habló de su padre con gran amor, respeto y admiración, y del cual aseguró que es una persona que ama la disciplina y que siempre ha sido un triunfador. -¿Cómo es como Papá y como técnico?- "Creo que como papá es muy estricto conmigo, con mis hermanos, pero siempre trata de ser más amigo que padre, pero claro que hay un respeto, y bueno como entrenador es exigente, le gusta que se trabaje bien y eso se respeta. Me tocó ser jugador e hijo a la vez, pero separándolo porque eso lo hemos asimilado bien". -¿Es el mejor papá o el mejor técnico?- "Primero como persona, es una gran persona y creo que para mí es el mejor papá y el mejor técnico".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×