Chucho feliz por su ratificación

Jesús Ramírez, técnico del América, quiere seguir peleando hasta el final por lograr un boleto a la Liguilla, sabe que la situación es complicada.
 Jesús Ramírez, técnico del América, quiere seguir peleando hasta el final por lograr un boleto a la Liguilla, sabe que la situación es complicada.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • El estratega espera conservar una base para el Apertura 2009

Jesús Ramírez, técnico del América, quiere seguir peleando hasta el final por lograr un boleto a la Liguilla, sabe que la situación es complicada, pero hasta que las matemáticas no le digan que es imposible no dejará de buscar la gloria; después será tiempo de ponerse a trabajar en el futuro, en un panorama más claro para el equipo ahora que fue ratificado en su puesto. El timonel de las Águilas que llegó para suplir a Ramón Díaz trató de darle una nueva cara al grupo, pero no pudo hacerlo reaccionar como pretendía y hoy paga las consecuencias. Aún así, Michel Bauer, el pasado martes, lo ratificó como técnico del equipo para el Apertura 2009. "Me deja más responsabilidades de las que ya tenía (la ratificación al frente del equipo) porque estamos convencidos, hemos platicado de un proyecto y la verdad que me compromete y no me queda más que trabajar. "Finalmente estamos trabajando y creo que vamos a lograr los objetivos", declaró. El timonel que aseguró desde que llegó al equipo tuvo la ilusión de cumplir un objetivo y hoy no quiere irse sin cumplirlo primero tuvo que enfrentarse a trabajar con un equipo que no se había terminado de conocerse. "Hubo muchos cambios por expulsiones, por bajas de juego, por un sin número de factores, pero ojalá tengamos un equipo base y podamos mantenerlo". El equipo comenzará los trabajos para el partido contra Monterrey hoy por la tarde donde espera que sus seleccionados se integren al equipo, mañana viajará a la Sultana del Norte, pensando sólo en el triunfo, pero antes es muy probable que el técnico del equipo termine por reunirse con Enrique Vera, el mediocampista que fue separado del grupo por haberlo retado a golpes. "No hay ningún problema, eso (lo de la suspensión) lo tendré que hablar con él, ya veremos en su momento qué sucede", sentenció Ramírez a su llegada de Chicago después de vencer al equipo de Cuauhtémoc Blanco 1-2 en la Ciudad de los Vientos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×