Es padrísimo ser hijo de Miguel Calero: Juan José

Juan José Calero tiene 10 años y es el hijo menor del Capitán del Pachuca. Su deporte favorito es el futbol y disfruta mucho con la profesión de su famoso papá
 Juan José Calero tiene 10 años y es el hijo menor del Capitán del Pachuca. Su deporte favorito es el futbol y disfruta mucho con la profesión de su famoso papá  (Foto: Alberto Pérez Landa)
Pachuca, Hidalgo -
  • "Lo mejor es que puedo ir a todos los partidos y no me cuesta"
  • El gol que le anotó a Jaguares es su mejor experiencia

Juan José Calero tiene 10 años y es el hijo menor del Capitán del Pachuca. Su deporte favorito es el futbol y disfruta mucho con la profesión de su famoso papá. Desde los primeros meses de nacido asiste a todos los partidos en los que ataja Miguel Calero.

"Cuando mi papá estaba en Colombia yo tenía un año y me llevaban a verlo jugar con el Nacional, pero yo sólo me acuerdo desde los cuatro años, y todos mis recuerdos son del Pachuca. Me encanta el futbol y es padrísimo que mi papá sea portero".

-Qué es lo mejor de ser el hijo de Miguel Calero?- "Es un gran padre y lo quiero mucho… pero lo mejor es que puedo ir a todos los partidos y no me cuesta, además, vengo a entrenar con los Tuzos y puedo estar en las concentraciones".

LA ESCUELA  Y LA FAMA Juan cursa el quinto grado de primaria. Ahí, entre sus compañeritos de aula se da cuenta de lo que significa su papá en la Bella Airosa. "Mis amigos siempre me preguntan: ¿Qué se siente ser hijo de un jugador?" -¿Y que les contestas?- "Que es padre porque soy algo famoso; cuando vengo a los entrenamientos me toman fotos, a veces hasta me entrevistan y en la escuela hasta me piden autógrafos… pero no míos… de mi papá".

SUFRE EN LOS PARTIDOS

Pero también se sufre. En el "Huracán", el menor de la familia Calero vive intensamente los juegos desde un palco junto con su mamá, su hermano Miguel y algún amiguito.

"Sufro mucho, vivo los partidos con mucha tensión, sobretodo cuando hay tiros de esquina, tiros libres o penales en contra. ¡Hasta me como las uñas!".

EL GOL CON JAGUARES

El 11 de agosto del 2002, los Tuzos perdían 2-3 con Jaguares, en el Estadio Hidalgo. Miguel Calero fue a rematar un tiro de esquina y empató el juego en tiempo de compensación. Eso es algo que su hijo nunca podrá olvidar.

"Fue lo máximo. Me acuerdo muy bien de la jugada, fue un remate de cabeza y la verdad jamás imaginé que mi papá metiera un gol. Cuando vi que dejaba su área me preocupé. Pensé: lo van a agarrar lejos de su portería. Y cuando anotó fue la locura; mi mamá se puso a llorar y yo brinqué tanto que casi me caigo del palco. Fue algo increíble, es lo más padre que he vivido en el estadio".

También se pone nervioso cuando Miguel se mete a un conato de bronca, como alguna vez sucedió contra el Santos de Oswaldo Sánchez o el América de Cuauhtémoc Blanco.

"Los dos me caen mal, pero mi papá está más grande  y se sabe defender", responde jocosamente.

- ¿Vas a ser futbolista?- "Sí, pero ya no quiero ser portero, quiero ser delantero. Prefiero meter goles".

DOS EQUIPOS

-¿Cuál es tu equipo favorito?- "Le voy dos equipos. En México al Pachuca y en Colombia al Nacional, porque mi papá jugo ahí. Quiero mucho al Pachuca, no me hubiera gustado que jugara en otro equipo".

Juan José ha escuchado últimamente que se habla mucho del retiro de su papá, pero él aún lo ve lejano. "Yo quiero que juegue unos cuatro años más y que vaya al Mundial. ¡Sería padrísimo!".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×