Iván e Ivana, juntos son los &#039Talivanes&#039

Todavía no alcanza el año de vida y la pequeña Ivana Estrada es el motivo por el cual uno de los mejores jugadores de Santos Laguna salta a la cancha cada fin de semana.
Todavía no alcanza el año de vida y la pequeña Ivana Estrada es el motivo por el cual uno de los mejores jugadores de Santos Laguna salta a la cancha cada fin de semana.
 Todavía no alcanza el año de vida y la pequeña Ivana Estrada es el motivo por el cual uno de los mejores jugadores de Santos Laguna salta a la cancha cada fin de semana.  (Foto: Alberto Ruiz)
Torreón, Coahuila -
  • "Ella es mi inspiración, mi motivación, es todo para mí"

Todavía no alcanza el año de vida y la pequeña Ivana Estrada es el motivo por el cual uno de los mejores jugadores de Santos Laguna salta a la cancha cada fin de semana. Al debutar como padre, Iván el "Guti"  Estrada proyectó hacia su hija toda la esencia que tiene como futbolista y como persona, pero sin dejar de llevar a ese gran niño que todos llevamos dentro.

"Mi niña se llama como yo, Ivana, somos los "Talivanes", cuenta el “Guti” mientras sonríe al hablar  de su máximo orgullo para luego recobrar un poco la seriedad y asegurar que ella es simplemente la inspiración para salir adelante en esta dura profesión.

"Ella es mi inspiración, mi motivación, es todo para mí, apenas tiene nueve meses y es lo mejor que me pudo ocurrir, ella me ha traído una gran alegría y por eso trato de ser mejor cada día. En ella puedo reflejar todas mis alegrías y trato siempre que ella sienta eso de mi parte".

Como costumbre y a manera de motivación, Estrada salta a la cancha del Corona con su hija en brazos, se toma la acostumbrada foto y le da un beso para dedicarle el trabajo del día y para despedirse de ella por unos momentos.

"Es algo que me gusta hacer, salir con ella al terreno de juego para motivarme y entregar todo en el partido, más que una cábala es para estar un rato más con ella y para sentir toda esa vibra que sólo un hijo te puede aportar".

Y al finalizar la jornada, el "Guti" busca inmediatamente a su esposa e hija para regresar a casa a descansar un poco. "Al final de cada partido me gusta regresar a mi casa con mi mujer y mi hija para descansar y relajarme, con ellas encuentro mucha felicidad y tranquilidad, la pasamos muy bien jugando y sobre todo me gusta verla cuando sonríe, y cuando me toma un dedo con su manita, esos momentos son simplemente insuperables".

-¿Y que tal la paternidad?- "Como padre de familia trato de ser cariñoso y muy atento, debo tener los cuidados precisos hacia mi niña y darle todo. Ahora me toca estar luchando por ella y lo voy hacer, haré incondicionalmente lo que sea para que ella esté siempre muy bien".

El sinaloense hizo una pausa para recordar como era el de niño y como espera que sea Ivana cuando este un poco más grande. "Yo era muy travieso, no me podían contener estando encerrado, mi mamá siempre batalló conmigo porque le hice muchas travesuras que todavía sigo haciendo pero ya con más medida.  Ya pronto me tocará que las travesuras me las hagan a mí porque Ivana es muy despierta y siempre está muy activa así que yo espero que sea igual de traviesa que yo".

Iván Estrada aprovechó para felicitar a todos los pequeños santistas, ya que es uno de los más admirados por la niñez lagunera. "Yo sólo tengo agradecimiento para toda la afición que desde que llegué me ha tratado muy bien. En especial a todos los niños que me apoyan y cuando me ven en la calle me saludan, eso es algo que me gusta mucho porque los niños me caen muy bien".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×