Las Marioni, dueñas del corazón de Bruno

Al término de los partidos del Atlas, es común ver a las tres hijas de Bruno Marioni esperándolo para llevárselo a casa. El delantero de la Furia, disfruta la faceta de ser padre.
Al término de los partidos del Atlas, es común ver a las tres hijas de Bruno Marioni esperándolo para llevárselo a casa. El delantero de la Furia, disfruta la faceta de ser padre.
 Al término de los partidos del Atlas, es común ver a las tres hijas de Bruno Marioni esperándolo para llevárselo a casa. El delantero de la Furia, disfruta la faceta de ser padre.  (Foto: Juan Téllez)
Zapopan, Jalisco -
  • Sus hijas también juegan futbol

Al término de los partidos del Atlas, es común ver a las tres hijas de Bruno Marioni esperándolo para llevárselo a casa. El delantero de la Furia, disfruta la faceta de ser padre. El argentino habla de lo que son sus tres hijas, Giuliana, Valentina y Aitana y comparte con Medio Tiempo, las personalidades de sus herederas. "Las tres son súper extrovertidas, cariñosas, quizá la más grande (Giuliana, siete años) es la más sentimental de las tres, es la que le duelen más las cosas, la que siempre algún problemita lo siente más, la más sensible, pero también por ser la más sensible es la más noble de los sentimientos; la de en medio, Valentina (cuatro años) es la de carácter más difícil, porque siempre es demasiado sensible a una palabra o algo que no le gusta, pero es la bailarina, es la artista, vive disfrazada de princesa, ella es Cenicienta, y creo que le encantaría poder ser Cenicienta en su vida futura, encantaría ser la Cenicienta, porque tiene un corazón grande. La pequeñita (Aitana, de dos años) es la del temperamento, por ahí más fuerte; pese a sus dos años tiene un temperamento que sabe lo que quiere, cómo lo quiere y en qué momento lo quiere. Obviamente son las tres divertidas, juguetonas y encantadoras". -¿La niña de en medio sufre más cuando se va el papá a las concentraciones?- "Cuando me voy las dos más grandes son las que dicen 'por favor, papá no te vayas', 'te vamos a extrañar’, son sentidas y cuando regresó están a los abrazos, a los besos, son demostrativas y sentimentales". Marioni hace los goles y lleva el sustento a casa, pero la que tiene la mayor parte de la responsabilidad diaria, es la mamá: Gisela de Marioni, es la que se encarga de estar con las niñas, cuando Bruno tiene que concentrarse con Atlas o viajar a una pretemporada o algo así. Por otra parte, Bruno señaló que este día hubo regalos para las nenas, pues se les festeja su día. "Recibieron varios regalos que les compramos". Las hijas del delantero ex Pumas y Toluca les gusta el deporte. Practican tenis, futbol y se apasionan cuando ven a su padre en la cancha. "Les encanta, la más grande en algún momento ha jugado, en la academia de Rafael Márquez, las otras van siempre a los partidos, les encanta y las trato de sacar al campo y lo disfrutan muchísimo; están pendientes y lo disfrutan mucho". Como padre que es, Bruno no deja de preocuparse por lo que pasa en México, pero dice que no hay alarma. "Tengo precaución, pero miedo no tengo. Porque acá no se ha dado nada todavía de la influenza, pero estamos tranquilos y tomando las precauciones necesarias". Así es la otra cara de Bruno, quien tiene en casa tres princesas y una reina.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×