América ¿dos años sin Liguilla?

Si no se presenta la serie de "milagros" que requiere, América podría cumplir esta semana dos años sin clasificar a la Liguilla.
Si no se presenta la serie de "milagros" que requiere, América podría cumplir esta semana dos años sin clasificar a la Liguilla.
 Si no se presenta la serie de "milagros" que requiere, América podría cumplir esta semana dos años sin clasificar a la Liguilla.  (Foto: Omar Martínez, Notimex)
Ciudad de México -
  • Seis técnicos han dirigido al equipo en los últimos dos años
  • La última vez que clasificaron jugaron la Final ante Pachuca, aún con Cuauhtémoc Blanco
  • Dos Presidentes han manejado a las Águilas en la misma etapa

Si no se presenta la serie de "milagros" que requiere, América podría cumplir esta semana dos años sin clasificar a la Liguilla. Las posibilidades matemáticas de llegar a las fases finales aún son latentes, pero poco viables, pues depende de que equipos como Chivas, Santos, Morelia y Jaguares no ganen. La falta de continuidad en los proyectos del club es uno de los factores que poco a poco lo han ido metiendo en una crisis profunda. Desde el Clausura 2007, cuando América llegó a la Final que perdió frente a Pachuca bajo las órdenes de Luis Fernando Tena, se dejó de creer en los proyectos y sólo Ramón Díaz, de los cinco técnicos que ha contratado el equipo tras el cese de Luis Fernando, ha podido completar una justa. Tena comenzó a dirigir a las Águilas en el Torneo Apertura 2006 y en su primer semestre llegó hasta Semifinales. En el segundo, el Clausura 2007, logró alcanzar la Final pero cayó ante los Tuzos; al mismo tiempo logró que el equipo accediera hasta los Cuartos de Final de la Copa Libertadores 2007, todo ello con un plantel reducido. Para la siguiente justa, con la ausencia de Cuauhtémoc Blanco, quien dejó al club para enrolarse con el Chicago Fire, la Directiva encabezada por Guillermo Cañedo no tuvo más paciencia al 'Flaco' y terminó por cesarlo. Los números no fueron su lápida, pues Tena terminó su gestión con un 53 por ciento de efectividad, sin embargo, el estilo de juego jamás congenió con la idea de tener un equipo sumamente ofensivo y peligroso. Además, refuerzos como Lucas Castromán, Rodrigo López y Federico Insúa no terminaron de pesar, sobre todo los dos primeros elementos. Entonces Daniel Brailovsky se hizo cargo del equipo. Cañedo intentó que el ex jugador de las Águilas le diera la mística que el cuadro de Coapa había perdido. El "Ruso" logró que el cuadro llegara hasta el Repechaje, a pesar de que la clasificación estaba muy comprometida. Brailovsky hizo también que las Águilas volaran hasta la Final de la Copa Sudamericana 2007 donde perdieron ante el Arsenal de Sarandí. Para el Clausura 2008, el argentino armó su equipo con la llegada de hombres como Federico Higuaín, Sebastián Domínguez y Richard Núñez; ninguno de ellos sigue por cierto en el plantel debido a su bajo rendimiento. Daniel Brailovsky fue separado del club a seis juegos del inicio del torneo y dejó el cargo con un 58 por ciento de productividad. Se pensó entonces que Rubén Omar Romano era el hombre indicado, pero en la liga jamás pudo ganar y por si fuera poco, Romano llevó al equipo a ser último de la Tabla General, lugar donde terminó el torneo. En la Copa Santander Libertadores 2008 comprometió el pase de las Águilas a Cuartos de Final. Guillermo Cañedo encontró a su hombre de emergencia en casa. Juan Antonio Luna (quien fungía como estratega de Socio Águila) fue nombrado entonces técnico interino. El "Cabezón" Luna logró llevar al equipo hasta las Semifinales de la Libertadores, sin embargo, para entonces Cañedo ya había presentado su renuncia como Presidente del América y Juan Antonio como estratega, pues no cumplía el perfil que el equipo ha manejado en su historia de un técnico con mayor peso. Su promedio de efectividad fue de 61 por ciento, el mejor de todos los técnicos que han estado con el equipo los últimos dos años. Michel Bauer fue presentado como nuevo Presidente del América y Jaime Oridales como Director Deportivo. El equipo comenzó una reingeniería. Bauer contrató a un técnico de renombre internacional: Ramón Ángel Díaz, quien había ganado seis títulos en el futbol argentino, y a refuerzos como Alfredo Moreno, Rafael Márquez y Enrique Vera. El "Pelado" contó con la paciencia de la Directiva, pero no pudo respaldarlos con triunfos. El equipo no volvió a clasificar a la Liguilla en el Apertura 2008. La Directiva entendió el fracaso como falta de conocimiento del técnico del futbol mexicano. Entonces, después de un periodo de adaptación creyeron que comenzarían a volar de la mano de Ramón. Abrieron la chequera y contrataron a hombres como Robert de Pinho, Jean Beausejour, Andrés Chitiva, Edgar Castillo, Fernando Ortiz y Pável Pardo, como uno de los hijos pródigos que regresaban a casa después de un exitoso paso internacional por Alemania con el Sttutgart. Pero el equipo siguió sin funcionar y después de cuatro jornadas fue separado del club; el argentino tuvo un promedio de 39.68 por ciento de efectividad. La Directiva buscó entonces un hombre que tuviera un amplio conocimiento del balompié nacional. Jesús Ramírez, técnico de las Selecciones Menores y Campeón del Mundo con el equipo Sub-17 en el 2005. Chucho llegó al cargo sin tener experiencia como estratega en la Primera División. Actualmente, en 12 juegos Ramírez sólo ha tenido cuatro triunfos que lo han llevado a un promedio de 40 por ciento de efectividad, el penúltimo más bajo, sólo por arriba de Romano; con dichos resultados, el equipo está por cumplir su cuarto torneo sin Liguilla. Seis directores técnicos, 16 refuerzos y dos diferentes Presidentes ha sido el saldo del equipo en los dos últimos años y aún así, América ve lejos la posibilidad de regresar a una Liguilla.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×