Nos persigue un perro rabioso: Arias

Raúl Arias se mueve con lentitud en los pasillo del hotel de concentración, como tratando de encontrar soluciones en sus pensamientos, su mirada se del camino.
Raúl Arias se mueve con lentitud en los pasillo del hotel de concentración, como tratando de encontrar soluciones en sus pensamientos, su mirada se del camino.
 Raúl Arias se mueve con lentitud en los pasillo del hotel de concentración, como tratando de encontrar soluciones en sus pensamientos, su mirada se del camino.
Ciudad de México -
  • El estratega aún no quiere pensar en su continuidad con el equipo
  • Lamenta que la Federación incumpliera el acuerdo de jugar a puerta cerrada

Raúl Arias se mueve con lentitud en los pasillo del hotel de concentración, como tratando de encontrar soluciones en sus pensamientos, su mirada se pierde en el camino. Es tiempo de reflexión, de sacar la presión y concentrarse en obtener tres puntos, quizá uno de los triunfos que más le costará en su vida como profesional. Desde que llegó a Necaxa su idea era triunfar, regresar al equipo de Aguascalientes a la gloria, como en los viejos, tiempos; pero su camino no fue de éxito, pronto los números se le fueron de las manos. "Sí he quedado a deber porque no hemos podido dar resultados en los números, esa es la realidad, pero buscar culpables hoy no es sano, sólo pensar que todo se resuelva en este partido, ganar o perder determina el futuro de esta institución. "En el proyecto inicial se buscó que el equipo tuviera una estabilidad, teniendo la problemática que tenía que era el tema del porcentaje, pero ha sido un torneo muy anormal porque por mucho que planees difícilmente vas a considerar que vas a tener tres o cuatro lesionados importantes; después hubo partidos donde nosotros tuvimos la ventaja, nos empataron de último minuto y creo que eso incide mucho en el accionar del equipo". Hoy piensa en el partido contra el América, como un duelo de clásico, los encuentros de la misma empresa poco a poco dichos encuentros se han llenado de intensidad porque a ninguno le gusta “ser el tonto de la empresa” "Los enfrentamientos entre los equipos de la misma empresa terminan por ser como Clásicos, donde hay mucho rose, mucha disputa y hoy este tiene los condimentos diferentes que son la calificación de América o la salvación del Necaxa, entonces esos condimentos hacen más complicado el juego. "La realidad es que a nosotros nos viene persiguiendo un perro rabioso, y esa es una gran necesidad y ahí no hay ni que calentar, ahí es así, eso es lo importante, creo que esa es nuestra ventaja", señaló Arias haciendo alusión a la fuerza que el equipo deberá imprimir en el partido. Los puntos que el equipo dejó en el camino, los momentos en que debió haber apretado y no lo hizo o cuando tenía que haber manejado el partido con tranquilidad y sin desesperarse, han sido una lápida pesada al final del camino. Pero no es tiempo de lamentarse ni culparse por las cosas que se dejaron de hacer y no se lograron, el equipo entiende que tienen que salir a jugarse la vida en un partido fundamental. Después, el tiempo pondrá a cada uno en su sitio, pues Raúl Arias sabe que "descenderá el que tenga que hacerlo", por ende no desea hablar del futuro y su continuidad si el equipo desciende o se queda en Primera División. Lo único que lamenta el estratega de los Rayos es que los partidos se vayan a jugar a puerta abierta y no a puerta cerrada como ellos tuvieron que jugar su último partido en casa frente al Atlante. "Estamos viviendo al filo los dos equipos y la situación de Tigres es un equipo que tiene orgullo no es un equipo cualquiera, si me dijeran que será a puerta cerrada sí tendría ventajas Morelia pero al abrirse el estadio, cosa que la Federación había prometido que las dos últimas jornadas iban a ser a puerta cerrada ya cambia la situación porque el peso de la gente de Tigres cuenta". Pero hoy prefiere no quejarse dejar cosas a un lado, como la designación de un árbitro que nació en Aguascalientes para el partido frente a Tigres, pues aunque considera que hay decisiones que le dan más presión a los partidos, cree que lo ideal es guardar la energía positiva para el duelo de mañana, en donde plantea que Necaxa será  "cauto y manejará los tiempos". El equipo ansioso de que el juegue inicie y por fin se pueda definir su destino no será informado de lo que suceda en el minuto a minuto del encuentro Tigres vs. Morelia, pues "no, creo que no es sano (mantener a los jugadores informados) tenemos que preocuparnos en ganar y si estamos preocupados por lo que suceda a 500 kilómetros, está muy mal", señaló el timonel que ha recibido muestras de apoyo de ex necaxistas que fueron parte de la época dorada.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×