¿Pero qué te pasó Raúl?

Raúl Arias llegó al Necaxa para el Clausura 2009 con la firme intención de salvar al equipo del descenso. El estratega con un curriculum exitoso parecía el hombre ideal para lograr la meta.
 Raúl Arias llegó al Necaxa para el Clausura 2009 con la firme intención de salvar al equipo del descenso. El estratega con un curriculum exitoso parecía el hombre ideal para lograr la meta.  (Foto: Notimex)
  • El Clausura 2009 es el peor torneo de Arias es su carrera como técnico
  • Raúl ha dirigido cuatro finales

Raúl Arias llegó al Necaxa para el Clausura 2009 con la firme intención de salvar al equipo del descenso. El estratega con un curriculum exitoso parecía el hombre ideal para hacer que el cuadro de Aguascalientes pronto se olvidara de la Primera División “A”. Sin embargo, los números no le han sido favorables, su productividad es totalmente contrastante con lo que el estratega de los Rayos se acostumbró a obtener en su trayectoria como timonel, de hecho, es la peor que ha tenido desde que comenzó a dirigir en el Verano 98, precisamente al Necaxa. Desde su primer torneo Arias marcó la pauta. En 23 juegos dirigidos obtuvo 13 victorias para lograr un 62 por ciento de productividad, en dicha justa llegó a la Final pero la perdió ante Toluca; un año más tarde, con la misma productividad obtuvo su primer y único título después de vencer a las Chivas. En el Verano 2002 volvió a darle a los Rayos la alegría de llegar una Final, pero la perdió contra el América. Previamente, en el año 2000, Arias dirigió a los Rayos en la primera edición del Mundial de Clubes, donde consiguió el tercer lugar derrotando en su camino al Real Madrid. Los que parecían ser sus dos peores torneos, fueron con un 37 por ciento de productividad, el primero en el Verano 2001 con los Rayos, de 17 juegos obtuvo cinco victorias y cuatro empates; el siguiente fue en el Clausura 2004 también con los de Aguascalientes, de 19 juegos logró cinco triunfos y seis empates. Su productividad era tal garantía para los equipos mexicanos, que cuando San Luis recién ascendió a Primera División y vio que las cosas serían muy complicadas para mantenerse, de inmediato llamó a Arias, el estratega llegó en el Apertura 2005. Para el Clausura 2006 su productividad se fue a las nubes. San Luis primero logró salvarse del descenso y después meterse hasta la Final la cual perdió con los Tuzos del Pachuca. Su efectividad fue de 52 por ciento, los potosinos no volvieron a sufrir y se establecieron en la mitad de la Tabla Porcentual, Arias logró hacer su trabajo con pulcritud. Sus siguientes promedios de efectividad oscilaron entre el 45 y 57 por ciento, todos ellos con San Luis, club al que por cierto logró clasificar a la Copa Santander Libertadores. De seis a nueve victorias era su media en los torneos; por ello Necaxa de inmediato pensó en Arias como el salvador. Extrañamente, de repente su efectividad se fue a los suelos. En el Clausura 2009 el estratega de los de Aguascalientes sólo ha obtenido tres triunfos y cinco empates, lo que le lleva a un 29 por ciento de efectividad, algo sumamente extraño en sus números, y que ha llevado al equipo a ocupar el último sitio de la Porcentual con el peligro latente de ser la siguiente escuadra en descender; sólo un triunfo y que Tigres empate o pierda podría darle la opción de seguir siendo un club de Primera División.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×