El &#039Whisky&#039 es el hombre detrás de la gloria

Su caminar es lento porque los años terminaron por asaltarlo. Tiene 54 años y ha vivido toda su vida ligada al futbol, con Indios es conocido como el "Whisky" no porque la &#039copa&#039 le guste...
Su caminar es lento porque los años terminaron por asaltarlo. Tiene 54 años y ha vivido toda su vida ligada al futbol, con Indios es conocido como el "Whisky" no porque la &#039copa&#039 le guste sino porque en la escuela una mujer estuvo a punto de pegar
 Su caminar es lento porque los años terminaron por asaltarlo. Tiene 54 años y ha vivido toda su vida ligada al futbol, con Indios es conocido como el "Whisky" no porque la &#039copa&#039 le guste sino porque en la escuela una mujer estuvo a punto de pegar  (Foto: Diana Pérez)
Ciudad Juárez, Chihuahua -
  • El Utilero de Indios ha estado con ellos desde su creación, antes fue Utilero de Cobras

Su caminar es lento porque los años terminaron por asaltarlo. Tiene 54 años y ha vivido toda su vida ligada al futbol, con Indios es conocido como el "Whisky" no porque la 'copa' le guste sino porque en la escuela una mujer estuvo a punto de reventarle una botella del líquido en la cabeza. Desde entonces el apodo se le quedó y hoy José Luis Gurriola, pocas veces escucha su nombre. Es el utilero del equipo, el que se encarga de tenerles todo limpio y complacer a los jugadores, pero también el que en un momento de tristeza le sube el volumen a la grabadora y baila los corridos que a los jugadores les gusta escuchar. "Estuve en Cobras de Ciudad Juárez, en Tigrillos y Cobras de Monterrey, cuando se forma la franquicia de Pachuca Juniors llego con el Profe Sosa a trabajar con él", cuenta José Luis sobre su llegada al equipo. El futbol es como su droga. Intentó ser profesional cuando era apenas un joven, de hecho entre sus tesoros más preciados se encuentra la anécdota de que jugó contra la Selección Nacional Sub-17 representando a su Estado; era el arquero del equipo y asegura que todo lo que aprendió fue gracias a que imitó a Miguel Marín, pero  "no fui profesional porque Cobras llegó tarde para mí a la Ciudad". Entonces decidió seguir por el balompié cuando Cobras llegó a Juárez, y la única opción fue ser Utilero, la tomó sin titubear y a pesar de los sinsabores hoy se mantiene en pie. El futbol le ha dado gloria pero también tristezas y sin sabores, pues no ha podido mantener a su familia con el sueldo que a veces tuvo que percibir, por ende, sin salirse de la historia del balompié, tuvo que tomar caminos alternos. "En Tercera División sufrí muchísimo porque no hay sueldo, el entrenador es que el que te paga, pero uno sigue ahí porque le gusta mucho al futbol; aunque para sobrevivir tengo que trabajar como mecánico dental y ahora en Indios me están enseñando a dar masajes. Mantengo a dos nieto y pues si Dios quiere tengo que seguir aquí". Hoy asegura que "hay que sufrir para merecer" por ello disfruta cada momento de gloria con Indios pues a su parecer lo peor ya pasó y hoy es un Utilero de Primera División, que sin ganar un gran sueldo le permite vivir tranquilo y mantener a su familia a pesar de que los años le han caído encima.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×