CU ya alberga una fiesta que puede prolongarse

Las puertas del Estadio Olímpico Universitario se abrieron en su totalidad, una vez levantada la alerta sanitaria contra la influenza humana, y todo es celebración porque para una gran fiesta como...
 Las puertas del Estadio Olímpico Universitario se abrieron en su totalidad, una vez levantada la alerta sanitaria contra la influenza humana, y todo es celebración porque para una gran fiesta como es la Semifinal de la Liguilla del futbol mexicano.  (Foto: Notimex)
Estadio Olímpico de CU -
  • La fiesta puede prolongarse una semana más

Las puertas del Estadio Olímpico Universitario se abrieron en su totalidad, una vez levantada la alerta sanitaria contra la influenza humana, y todo es celebración porque para una gran fiesta como es la Semifinal de la Liguilla del futbol mexicano no debe haber estadios a la mitad de su capacidad. La alegría es la constante en las tribunas de la casa de los Pumas, donde los rostros de los aficionados reflejan la seguridad de tener dos goles de ventaja en el marcador sobre el Puebla y que la Gran Final está a un pasito y que, por lo tanto, la fiesta seguirá una semana más. Todo lo contrario al duelo pasado ante Tecos, donde tras estar abajo en el marcador por dos goles, la expectativa era grande, el nerviosismo estaba a flor de piel y más de uno dudaba que los felinos se pudieran levantar, pero hoy es distino, hoy tienen a los camoteros en la lona y esta tarde esperan asegurar el boleto a la Final. Desde las 15:00 horas las tribunas del Olímpico Universitario ya estaban teñidas de azul y oro, y los Goyas se escuchaban en algunos sectores, mientras que la afición poblana también estaba presente en minoría, con la ilusión y la esperanza en terapia intensiva, pero con la confianza en que mientras hay vida, hay la posibilidad de acceder a la Final.

REVENTA DE BOLETOS A 400 PESOS

La reventa también estuvo presente en Ciudad Universitaria, donde un boleto de Palomar o Pebetero, que suelen costar 120 pesos, en manos de la ilegalidad estaban en 400 del águila. Mientras que las cabeceras, que a través del sistema de venta electrónica cuestan 100 pesos, para este duelo entre Pumas y Puebla, los revendores los ofrecían a 300 pesos. Sin embargo, los mismo vendedores ilegales alertaban sobre la escasa cantidad de entradas con las que contaban, ya que el boletaje ya estaba completamente agotado desde dos días antes de este encuentro de vuelta de la Semifinal entre felinos y camoteros, por lo que los precios podrían subir, según se dejara la gente.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×