Huiqui está listo para regresar

El sábado 17 de mayo de 2008 fue el último partido que Joel Huiqui jugó en el futbol mexicano; el torneo anterior, un 18 de septiembre de 2007 sufrió una lesión que poco a poco fue costándole...
El sábado 17 de mayo de 2008 fue el último partido que Joel Huiqui jugó en el futbol mexicano; el torneo anterior, un 18 de septiembre de 2007 sufrió una lesión que poco a poco fue costándole hasta que no pudo más y el zaguero tuvo que ser operado.
 El sábado 17 de mayo de 2008 fue el último partido que Joel Huiqui jugó en el futbol mexicano; el torneo anterior, un 18 de septiembre de 2007 sufrió una lesión que poco a poco fue costándole hasta que no pudo más y el zaguero tuvo que ser operado.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Ha pasado un año desde su último partido

El sábado 17 de mayo de 2008 fue el último partido que Joel Huiqui jugó en el futbol mexicano; el torneo anterior, un 18 de septiembre de 2007 sufrió una lesión que poco a poco fue costándole hasta que no pudo más y el zaguero tuvo que ser operado por una fisura en la tibia en diciembre de 2008.

Desde entonces tuvo que convertirse en un espectador del camino de La Máquina, pues aunque la operación no fue complicada, la rehabilitación se convirtió en un duro calvario.

Hoy Joel Huiqui está de regreso. Ha pasado más de un año desde que no juega futbol, pero asegura que el tiempo no pasó en vano, que se siente fuerte, maduro y listo para defender la camiseta de un equipo que le ha dado todo.

"Fue una etapa en mi carrera difícil por lo que pasó, por el mal proceso que llevamos en la recuperación y me refiero a que fue malo porque el cuerpo no respondió como esperábamos. Pero lo que viene es enfrentar el torneo físicamente bien. No (me siento en desventaja), yo me siento tranquilo estoy y completamente seguro que agarrando el ritmo puedo volver a estar en una posición titular, obviamente esto se gana con trabajo en los entrenamientos".

"Nunca pensé en la opción del retiro, eso es algo que en algún momento llegará"

Mientras el tiempo transcurría y los minutos eran más largos en su vida futbolística, Huiqui se recargó en su familia y amigos para salir adelante y encontrar en ellos la fuerza que pudiera llevarlo a reencontrarse con un balón; y aunque sufrió el largo proceso de la rehabilitación, por su cabeza jamás pasó la idea de dejar las canchas.

"Nunca pensé en la opción del retiro, eso es algo que en algún momento llegará y espero en Dios que sea dentro de muchos años, estaba enfocado en hacer una rehabilitación rápido y regresar pronto, fue un poco largo pero lo importante es que estoy de vuelta y estoy con Cruz Azul, con la institución que yo quiero y me da la oportunidad de jugar futbol".

Hoy lo que le interesa es "regresar al ritmo y la confianza" que tenía en antaño, pues sólo con eso podrá competir al tú por tú con los otros cinco zagueros centrales que se encuentran en las filas celestes, en especial con los dos refuerzos que llegaron para dicha zona.

"Ahorita Melvin y Horacio (Cervantes) se convierten en la competencia como en los torneos anteriores, son jugadores que tienen varios torneos en Primera División y habrá que competir por un puesto; será complicado tener tantos centrales, pero de alguna me parece que la competencia hará crecer al equipo, hay grandes jugadores en esta posición y sólo el que este mejor podrá jugar".

Más que sentir que es una revancha, Huiqui toma la llegada del Apertura 2009 como una gran oportunidad para seguir mejorando profesionalmente y personalmente, pues asegura que "estar en Cruz Azul me ha enseñado a vivir y jugar futbol"; por eso será momento de destacar, de darlo todo y compensar un poco lo que ha recibido por parte de la institución, Huiqui sabe que es tiempo en el que "el plantel tiene que ser responsable para afrontar los retos que vienen".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×