Hace cuatro años secuestraron a Romano

Tras 65 días bajo el cautiverio del crimen organizado, elementos de la Agencia Federal de Investigación (AFI) rescataron sano y salvo al entrenador argentino, Rubén Omar Romano.
 Tras 65 días bajo el cautiverio del crimen organizado, elementos de la Agencia Federal de Investigación (AFI) rescataron sano y salvo al entrenador argentino, Rubén Omar Romano.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Se ha responsabilizado a José Luis Canchola como el hombre que desde la penitenciaria de Santa Martha Acatitla planeó y ordenó el secuestro del entrenador

La noche del martes 20 de septiembre de 2005, terminó lo que podría considerarse una de las peores pesadillas que puede vivir un ser humano sin importar su nacionalidad, religión, sexo u ocupación. Tras 65 días bajo el cautiverio del crimen organizado, elementos de la Agencia Federal de Investigación (AFI) rescataron sano y salvo al entrenador argentino, Rubén Omar Romano, quien fue encontrado en dicha fecha aproximadamente a las 20:00 horas, en una casa de seguridad ubicada en la Colonia Consejo Agrarista, en la Delegación Iztapalapa. Con barba, bigote y cabello visiblemente largo, débil, con semblante demacrado y luciendo una figura dramáticamente delgada, Rubén regresó de nuevo a la libertad y sus primeras palabras con voz cansada y temblorosa, fueron de agradecimiento. "El trato fue bueno, no tengo queja en ese sentido, no he sido maltratado (por mis captores). Gracias a la AFI y a todos, gracias".   UN DÍA COMO HOY HACE CUATRO AÑOS Este domingo se cumplen cuatro años del secuestro de Rubén Omar Romano, quien el martes 19 de julio de 2005 según versiones, salió de las instalaciones de La Noria en Xochimilco entre las 14:20 y 14:30 horas después de dirigir el entrenamiento del conjunto de Cruz Azul, equipo que preparaba para participar en el Torneo Apertura 2005. Romano abandonó el lugar abordo de su camioneta BMW, circuló por el antiguo camino a Xochimilco y se detuvo en una gasolinera ubicada en contra esquina del Museo Dolores Olmedo. Cerca de las 14:40 horas el argentino, se reincorporó al camino e instantes después fue interceptado en la calle Guadalupe Ramírez, en la colonia Tepepan frente al número 20 por un convoy de camionetas, según relató un vecino que se encontraba en la cera justo en el momento en el que se llevó a cabo el hecho, y quien por razones de seguiridad, solicitó omitir su nombre. "Eso (el secuestro) fue hecho por profesionales, sabían muy bien el tiempo y el momento exacto para llevarlo a cabo. Yo desde aquí vi cuatro vehículos, uno le cerró el paso allá atrás y otras tres le salieron por adelante. Eso hizo que chocara ahí en la barda, lo bajaron a punta de pistola, se veía que traían armas de las pesadas". "Hubo un par de disparos pero yo vi que fueron al aire, seguro para asustarlo. Todo fue rapidísimo, seguro se tardaron uno o dos minutos. Lo subieron a una camioneta sin placas, y se lo llevaron de aquí". Aquel día poca gente pasaba por la calle, recuerda el entrevistado, sin embargo, y aún sin saber de quién se trataba, al correr la voz del incidente los curiosos comenzaron a llegar justo al tiempo que los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública arribaban para tomar el control de la escena del crimen. "En 20 minutos llegaron las patrullas y armaron su desmadre, cerraron las calles casi tres horas, después sacaron las fotos (de la evidencia) y la calle se empezó a llenar de gente, pero nadie nos preguntó nada se subieron a las patrullas y ya no los vimos por aquí". Durante los 65 días del encierro existieron muchas especulaciones, se habló de que los raptores solicitaron 5 millones de pesos a los familiares del técnico como rescate, e incluso se llegó a decir que el argentino había perdido la vida. Afortunadamente y gracias al apoyo de los familiares, amigos, autoridades y a la ciudadanía, Romano fue rescatado y puesto en libertad el 20 de septiembre. El entrenador concedió algunas entrevistas a los medios de comunicación 48 horas después de su liberación y el 28 del mismo mes en la Jornada 10 del Apertura 2005, regresó al banquillo técnico del Estadio Azul para dirigir a La Máquina ante Santos Laguna, equipo que le propinó a los celestes lo que era hasta entonces el segundo descalabro en dicha temporada (2-3). Cabe recordar que Isaac Mizrahi, Auxiliar Técnico del argentino en aquella ocasión, fue quien se hizo cargo de La Máquina durante la asusencia de Romano. Con Mizrahi, Cruz Azul logró siete victorias, una derrota y un empate. Tras el regreso de Rubén, los cementeros cayeron en cinco ocasiones, empataron tres y ganaron dos, cifras que orillaron a la Directiva a destituir al albiceleste para darle paso a Isaac, quien dirgió a La Máquina del Clausura 2006 al Clausura 2007. EN LA NORIA HAN SOLICITADO NO REVIVIR EL PASADO Mediotiempo.com, buscó los testimonios del personal administrativo, de seguridad, de la Jefatura de Prensa y de aquellos que realizan diferentes funciones en las instalaciones de La Noria y que pudieran compartir algún recuerdo sobre los acontecimientos que siguieron después del secuestro y de la liberación de Romano hace cuatro años, sin embargo, se ha hecho saber que existe una petición de la Directiva cementera de no revivir un hecho tan delicado como el secuestro de un amigo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×