Verdugos americanistas de La Máquina

Cruz Azul ha estado tan cerca de romper la maldición americanista, que los acecha desde el Clausura 2003, que casi ha podido sentir la gloria.
 Cruz Azul ha estado tan cerca de romper la maldición americanista, que los acecha desde el Clausura 2003, que casi ha podido sentir la gloria.  (Foto: Agustín Cuevas)
Ciudad de México -
  • Salvador Cabañas es el verdugo más cruel para los celestes

Cruz Azul ha estado tan cerca de romper la maldición americanista, que los acecha desde el Clausura 2003, que casi ha podido sentir la gloria.

El equipo celeste partido a partido ha tratado de deshacerse de sus fantasmas, concentrarse en el triunfo y dejar con la cara clavada en el césped a uno de sus más odiados rivales: el América.

Pero los verdugos americanistas se lo han impedido, no permitir que La Máquina gane ha dejado de ser un hábito para volverse una arraigada tradición.

En la historia, de 14 juegos sin ver ganar a los celestes, se han marcado historias sublimes para las Águilas, que hacen de ese instante un exquisito momento.

Cuauhtémoc Blanco fue su primer gran verdugo, el que comenzó la racha de juegos sin ganar para los celestes. En el Apertura 2003 César Delgado metió un gol al minuto 13, la gloria para los cruzazulinos llegó rápido, pero de la misma manera se les fue, pues al minuto 31 Cuauhtémoc, vía pena máxima, clavó el esférico en la red y dejó el 1-1 inmóvil.

Un Torneo más tarde la historia se repitió como si Cruz Azul estuviera teniendo un déjá vu. Erick Marín al minuto 31 les dio el 1-0, sin embargo, otra vez Cuauhtémoc anotó el gol del empate 22 minutos más tarde.

Entonces una de las peores tardes de los celestes tuvo que llegar para comenzar a sellar lo que hoy es una larga racha de juegos sometidos por los americanistas.

Era el Apertura 2004 y César Delgado hasta el minuto 72 hizo que el marcador se moviera para poner el 0-1, pero las desatenciones hicieron que Aarón Padilla empatara la pizarra al 84, un empate más se sellaba, pero Álvaro Ortiz al minuto 90 les robó las esperanzas y el triunfo dejando un claro 2-1 para las Águilas.

Cinco Torneos después, una de esas dolorosas tardes volvió a hacerse presente, era el Clausura 2006. Sabah anotó al 39 y Cruz Azul volvió a tener el marcador en sus manos, pero Padilla les robó el sueño y con un par de anotaciones, al 61 y 71 decretó el triunfo de los de Coapa que terminó por cerrarlo el “Piojo” López.

El dramatismo implementado a su máxima expresión se hizo característico de los juegos entre Cruz Azul y América. Y en el Apertura 2007 se volvió a experimentar. América dio el primero golpe, con un tanto de Cabañas al 14, pero Torrado, con esa fuerza que tiene en el alma hizo el 1-1 al 24.

La Máquina se sentía poderosa y Sabah lo confirmó metiendo el segundo gol celeste al 40; entonces una vez más, los errores marcaron al equipo que hoy dirige Enrique Meza, y Rodrigo López al 45 dejó el 2-2 como marcador final.

La última dolorosa remontada de las Águilas tuvo efecto en el Clausura 2008 cuando Sabah anotó el primer gol del partido, pero Cabañas logró empatarlo al 54; Sabah volvió a pelear y movió la red, tan sólo cuatro minutos más tarde. Entonces Federico Higuaín se puso el traje de verdugo y al 62 hizo el tanto del empate, el único gol que logró realizar en la Liga mexicana.

Verdugos en el América sobran a la hora de poner a Cruz Azul en la guillotina, aunque el favorito sin duda es Salvador Cabañas, pues al paraguayo le gusta enfrentarse a La Máquina y anotarle con constancia desde que viste la playera de las Águilas en el Apertura 2006. Justo en su Torneo de debut con los de Coapa le anotó gol a los celestes, un Torneo más tarde en el marcador se plasmó un 0-0, pero en las justas subsecuentes su nombre jamás faltó en la pizarra de goleadores.

En el Apertura 2007 hizo el gol que abrió el marcador, en el Clausura 2008 anotó el del empate 1-1, para el Apertura 2008 fue el héroe dejando el 2-0 y en el Clausura 2009 volvió a marcar dos tantos en el 1-3 de las Águilas.

Cuauhtémoc Blanco es el segundo verdugo americanista que más se ha hecho presente en las derrotas de los celestes marcando cinco goles en la fatídica historia de 14 juegos sin ganar que tiene Cruz Azul con el América.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×