Rojas no le tiene rencor al América

Es la tercera vez que Ricardo Rojas se pone la camiseta del América en su carrera futbolística. El chileno llegó en el 2001 y se fue en el 2004, regresó para el 2005 y fue despedido, tras mucha...
Es la tercera vez que Ricardo Rojas se pone la camiseta del América en su carrera futbolística. El chileno llegó en el 2001 y se fue en el 2004, regresó para el 2005 y fue despedido, tras mucha polémica, en el 2007.
 Es la tercera vez que Ricardo Rojas se pone la camiseta del América en su carrera futbolística. El chileno llegó en el 2001 y se fue en el 2004, regresó para el 2005 y fue despedido, tras mucha polémica, en el 2007.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Favor de actualizar flashplayer

(Video: Juan Manuel Terán)

Ésta es su tercer etapa con el equipo, en las dos anteriores fue despedido sin muchos argumentos

  • El defensa chileno acepta que contra Cruz Azul no pueden cometerse errores
  • Es la tercera vez que Ricardo Rojas se pone la camiseta del América en su carrera futbolística. El chileno llegó en el 2001 y se fue en el 2004, regresó para el 2005 y fue despedido, tras mucha polémica, en el 2007; para el Apertura 2009 y la falta de contrataciones en la zaga, Rojas fue requerido de nueva cuenta en el club. Entonces, comenzó a hacer mancuerna con Aquivaldo Mosqueda, y aunque su actuar al lado del colombiano le daba seguridad al equipo, dos errores le costaron muy caro, pues el árbitro le marcó que cometió pena máxima y el equipo terminó cediendo puntos al cobrarse los penales. Hoy el naturalizado mexicano, de origen chileno, asegura no tener rencores con el América; prefiere dejar el pasado atrás y sus polémicas salidas en los recuerdos, pues quiere aprovechar al máximo la oportunidad que una vez más le da la vida. “Estoy aquí sin ningún rencor, entendí en ese momento la situación y a veces los cambios viene para mejorar, y siempre me sentí agradecido porque conté con el apoyo de mis compañeros, la verdad es que no tengo ningún rencor con esta institución”. Y es que no puede permitirse inmiscuirse con el rencor y las malas vibras, prefiere enfocarse en que hoy tiene una oportunidad inmejorable de seguir trascendiendo, pues de no jugar para las Águilas en estos momentos estaría militando con el Necaxa en la División de Ascenso. Por ello hoy disfruta más que nunca vivir un Clásico, la experiencia no se le había olvidado, le urgía volver a palparla. “Son partidos muy intensos y sabemos de la importancia que tienen, sabemos la valía que tiene el juego, yo lo vivo así cuando estuve antes y lo vivo hoy de la misma manera; se disfruta mucho todo tipo de Clásico, cada vez que entro a la cancha y veo el estadio lleno le doy gracias a Dios”. La victoria entonces le empieza a rondar en la cabeza, es una constante clara en sus pensamientos, no quiere perder con Cruz Azul y ser parte del equipo que fue vencido por los celestes después de 14 juegos de no suceder. Entonces abra que tener tranquilidad, jugar con la cabeza y la intensidad de un Clásico. “Hay que jugar con mucha concentración, es un partido que no podemos cometer errores”, declaró mientras se dio el tiempo de aceptar que los dos penales que le marcaron los “asumo con total responsabilidad, sólo que a veces la gente ofensiva se deja tirar mucho, pero en esos momentos el único culpable fui yo”

    Newsletter MT
    Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
    No te pierdas
    ×