Chuy Corona, a la defensa de su nueva casa

Todavía le cuesta un poco de trabajo acostumbrarse a la manera en la que el sol proyecta la sombra sobre la grama del Estadio Azul.
 Todavía le cuesta un poco de trabajo acostumbrarse a la manera en la que el sol proyecta la sombra sobre la grama del Estadio Azul.  (Foto: Agustín Cuevas)
  • Favor de actualizar flashplayer

(Video: Juan Manuel Terán)

"Estimo muchísimo a Memo, nos hemos encontrado en nuestro camino. Le deseo muchísima suerte"

Todavía le cuesta un poco de trabajo acostumbrarse a la manera en la que el sol proyecta la sombra sobre la grama del Estadio Azul.

Confiesa que durante la noche, el alumbrado no le ayuda mucho a distinguir el balón bicolor por lo que debe de cerrar un poco los ojos, sólo un poquito para enfocarse en esa canica blanca que se traslada de un lado a otro con la intención de no ser sorprendido en su línea de gol.

Jesús Corona confiesa que vivir su primer Clásico Joven defendiendo la portería de Cruz Azul lo tiene ansioso, emocionado, nervioso, ya que sabe que vestir sus manos con los guantes que detendrán los disparos del rival amarillo representa una gran responsabilidad que asumirá en menos de 24 horas.

El meta tapatío al igual que su gran compañero de profesión, Guillermo Ochoa, fue formado en las canteras de Guadalajara y ambos representan el presente y el futuro de la Selección Nacional de México, detalles que quedarán de lado cuando Corona intente ser el héroe que la afición de La Máquina necesita para romper la maldición azulcrema que lleva ya seis años, algunos días y 14 encuentros sin ganarle al Ave de Coapa.

"Un partido se hace Clásico cuando por historia hay una rivalidad entre dos equipos de una misma ciudad, en este caso Cruz Azul y América, se levanta mucha emoción. Creo que un Clásico nace desde Fuerzas Básicas, también los mismos jugadores levantan toda la expectativa y responden con el roce en la cancha de juego que te hacen consciente de que no puedes perder ante el rival".

"Se vive diferente durante la semana, te lo hace ver mucho la afición que viene y te levanta, uno vive y se mentaliza en ello. Aún no me ha tocado vivir este partido, este será mi primero aunque lo sentí cuando jugué el Atlas-Chivas en Guadalajara, creo que será lo mismo pues son equipos de gran afición".

Corona ha sido bien recibido entre la afición cementera que después de la salida de Óscar el "Conejo" Pérez, solicitaba a gritos un meta de peso guardando la red cruzazulina.

El meta tapatío lleva acumulados 19740 minutos en Primera División lo que se traduce en 217 duelos en los que ha recibido 332 tantos, números que, desea le ayuden para responder a las expectativas que tiene su aficción, sus compañeros de equipo y su Director Técnico.

"Por ahí puede que sí, uno cuando viene a jugar a este equipo trata de dejar lo que más puede dentro de la cancha, deja el esfuerzo y la concentración y por ahí, alguien te hace una figura dentro de la cancha en donde se juega el orgullo que hay veces puede importar mucho más de los tres puntos".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×