Aquivaldo Mosquera delató la clave del América

Jesús Ramírez llegó al América para sustituir a Ramón Díaz. El estratega no tenía experiencia con equipos de Primera División, pero en su curriculum podía presumir un campeonato del mundo con la...
 Jesús Ramírez llegó al América para sustituir a Ramón Díaz. El estratega no tenía experiencia con equipos de Primera División, pero en su curriculum podía presumir un campeonato del mundo con la Selección Mexicana de Futbol Sub-17.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Dijo que ha sido básico el manejo de un grupo complicado

Jesús Ramírez llegó al América para sustituir a Ramón Díaz. El estratega no tenía experiencia con equipos de Primera División, pero en su curriculum podía presumir un campeonato del mundo con la Selección Mexicana de Futbol Sub-17.

Con las Águilas tuvo su tiempo de adaptación, no pudo cumplir con su primer objetivo que era llegar a la Liguilla, pero aún así se ganó la confianza de la Directiva encabezada por Michel Bauer. Ramírez entonces tuvo tiempo de armar un cuadro y trabajar en una Pretemporada con sus jugadores. Ahí comenzó la transformación.

Con sus ideas del poder de la mente, comenzó con terapias de música, charlas y videos que no se relacionaran al futbol, poco a poco fue cambiando así a un equipo que parecía estar desahuciado, perdiendo su jerarquía.

Aquivaldo Mosquera, fue uno de los hombres que llegó por petición del timonel para el Apertura 2009, pronto comenzó a entender su filosofía, y hoy descubre entonces el gran acierto del estratega.

"Chucho es un gran técnico, sabe mucho cómo tratar a las personas"

“Chucho es un gran técnico, sabe mucho cómo tratar a las personas y nos ha sabido llegar, porque un grupo como estos es bastante complicado manejarlo, pero él lo hizo muy bien, es una persona muy inteligente y lo admiro un montón, y por eso cualquier jugador quiere rendirle a un técnico como él”, declaró el defensa colombiano.

Mosquera acepta que en un grupo donde las estrellas sobran y la jerarquía de los jugadores es clara, trabajar en armonía puede ser vital, pues ése tipo de grupos, donde las peleas de ego pueden ser una constante se desquebrajan y olvidan los objetivos.

Por eso hoy, el defensa de las Águilas está feliz, porque el equipo funciona en un Torneo complicado, donde el menor error te manda lejos de los primeros lugares.

“La verdad vamos cada partido mejorando, y sé que yo puedo dar mucho más, que todos podemos dar más, pero estamos tranquilos y contentos, porque más que pensar que hemos recuperado el respeto, es que sabemos hoy que tenemos un gran equipo”.

La mejor satisfacción que el grupo encuentra es reconocerse como un cuadro competitivo que ha olvidado los malos ratos y que hoy pelea por mantenerse en la cima, un lugar que tuvieron hace dos Fechas, y que perdieron pese a que no han sumado una derrota después de ello.

“En el futbol no hay nada injusto, son circunstancias, sabemos que estamos en un grupo muy bueno en donde hay que dar lo mejor para ser los primeros”, sentenció Mosquera.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×