El Pachuca- Tigres terminó con bronca

El juego entre Pachuca y Tigres terminó con bronca; todo inició en la recta final del partido, Christian Giménez y Jesús Molina traían pique, en cuanto el juez central Román Median dio el...
 El juego entre Pachuca y Tigres terminó con bronca; todo inició en la recta final del partido, Christian Giménez y Jesús Molina traían pique, en cuanto el juez central Román Median dio el silbatazo final, inició la riña.  (Foto: Notimex)
Estadio Hidalgo -
  • Giménez, Mustafá, Castro y Tahuilán fueron los protagonistas
  • Fueron tres rounds, dos en la cacha y el último en la entrada al vestidor

El juego entre Pachuca y Tigres terminó con bronca; todo inició en la recta final del partido, Christian Giménez y Jesús Molina traían pique, en cuanto el juez central Román Median dio el silbatazo final, los jugadores de ambos equipos se encontraron en el centro del campo, y de un momento a otro comenzó la riña. Aparentemente el defensa de los Tigres, Jesús Molina, se burló por la eliminación de los Tuzos y eso fue el detonante con el que comenzó el pleito, en cuestión de segundos los manotazos, empujones e insultos estaban al por mayor y en medio del conflicto el árbitro expulsó a Molina; todo se calmó gracias a que los entrenadores y los porteros de los dos conjuntos enfriaron los ánimos. Cuando los futbolistas se dirigían a los vestidores hubo un segundo altercado entre Javier Muñoz Mustafá y José Antonio Castro, el defensor de los Tuzos le reclamó algo al ‘Gringo’ y se volvieron a prender los ánimos, pero en esta ocasión fueron contenidos los dos jugadores por sus respectivos compañeros. Pero la cosa no paró ahí, el tercer round se dio a la entrada de los vestidores, de nueva cuenta Muñoz Mustafá y el ‘Gringo’ fueron los protagonistas pero ahora se unió a la gresca Alfredo González Tahuilán y el ‘Chaco’ se encendió otra vez, ahora la cosa se vio más aparatosa porque el espacio era reducido y los integrantes de los cuerpos técnicos tomaron parte, además todo ocurrió en medio de las cámaras, periodistas y elementos de seguridad del Estadio Hidalgo. González Tahuilán y Christian Giménez eran los más furiosos, Cirilo Saucedo se llevó a Tahuilán y Guillermo Rivarola contuvo al ‘Chaco’, Miguel Calero le gritó al jugador de Tigres: “Ya cálmate Tahui, ya se acabó todo”, mientras que el enfurecido defensor felino le explicaba a Ernesto Cervantes, Auxiliar de la Dirección Deportiva del Pachuca: “Todo estaba tranquilo pero vino Mustafá a encarar otra vez al ‘Gringo’”. Al final, ningún futbolista quiso tocar el tema a la hora de atender a los medios de comunicación, la mayoría coincidió en señalar que fue calentura por el partido pero que todo eso se queda en el terreno de juego y los comentarios de los entrenadores fueron por el estilo en las conferencias de prensa. Antes de que el autobús de los Tigres abandonara el Estadio Hidalgo, el ‘Chaco’ Giménez se acercó para despedirse de sus paisanos, Lucas Lobos y Gastón la ‘Gata’ Fernández sin ningún problema y hasta se despidió de Daniel Guzmán; lo único que queda es saber qué consecuencias traerá la bronca según el reporte que aparezca en la cédula arbitral, del cual el Comisario del encuentro seguramente aportó varios elementos porque presenció la mayor parte del problema.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×