Con un ¡adiós Güerito! despidieron al 'Gordo' Ordoñez

Envuelto en los colores celestes, reposando en una carrosa fúnebre, Carlos el "Gordo" Ordoñez le dio por última vez una vuelta a su segunda casa: el Estadio Azul, para después llegar a su morada...
Envuelto en los colores celestes, reposando en una carrosa fúnebre, Carlos el "Gordo" Ordoñez le dio por última vez una vuelta a su segunda casa: el Estadio Azul, para después llegar a su morada final en el panteón Dolores.
 Envuelto en los colores celestes, reposando en una carrosa fúnebre, Carlos el "Gordo" Ordoñez le dio por última vez una vuelta a su segunda casa: el Estadio Azul, para después llegar a su morada final en el panteón Dolores.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Entre porras y el sonido de La Máquina fue despedido el porrista número uno de Cruz Azul
  • Carlos Ordoñez falleció el pasado domingo a la edad de 75 años

Envuelto en los colores celestes, reposando en una carrosa fúnebre, Carlos el "Gordo" Ordoñez le dio por última vez una vuelta a su segunda casa: el Estadio Azul, para después llegar a su morada final en el panteón Dolores. Sus familiares ataviados con los colores de Cruz Azul y ondeando las banderas del equipo celeste, acompañaron al animador número uno de La Máquina por su paseo al estadio Azul para después despedirlo con un ¡Adiós güerito! en el panteón Dolores. Arribó al cementerio alrededor de las 14:00 horas, ahí unas 60 personas, entre familiares y amigos comenzaron a despedir a un amigo, padre y esposo con porras y gritos mientras en sonido de La Máquina se escuchaba retumbar en el panteón. Sus hijas Rocío, Magdalena, María Esther e Irma levantaron una oración para después echarle rosas blancas sobre su féretro; entonces una voz que llegó del fondo gritó "una porra para el "Gordo"". Entonces el "Gordo" Ordoñez fue ovacionado por sus seguidores, para que con un "olé, olé, olé, gordo, gordo" se escuchara en signo de que le estaban rindiendo respeto mientras las banderas de Cruz Azul ondeaban a un costado de su tumba. En una pequeña capillita propiedad de la familia Ordoñez Alonso se colocaron los restos de Ordoñez quien no dejó de escuchar las porras en los últimos momentos de su entierro, después, su hija Irma agradeció a los presentes por el apoyo brindado y prometió que con Cruz Azul y la porra que su padre dirigía las cosas seguirían igual, pues así el fallecido lo había establecido. Carlos Ordoñez falleció el pasado domingo a la edad de 75 años por complicaciones propias a la diabetes que sufrió desde varios años atrás. El próximo jueves y domingo cuando su Máquina dispute la Final del Apertura 2009 los jugadores saldrán con un listón negro, pues Cruz Azul está de luto tras el deceso de un ferviente aficionado.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×