Darío Carreño, el amuleto Rayado

Hace poco asistía como aficionado a los juegos de Rayados, observando a Jesús Arellano como su máximo ídolo; hoy, Darío Carreño es jugador de Primera División, tiene al "Cabrito" de compañero y...
 Hace poco asistía como aficionado a los juegos de Rayados, observando a Jesús Arellano como su máximo ídolo; hoy, Darío Carreño es jugador de Primera División, tiene al "Cabrito" de compañero y por si fuera poco, será parte de la Gran Final.  (Foto: Notimex)
  • El joven de 22 años ha concretado goles oportunos en el Monterrey
  • Agradece a Vucetich por la confianza, también le da mérito a La Volpe

Hace poco asistía como aficionado a los juegos de Rayados, observando a Jesús Arellano como su máximo ídolo; hoy, Darío Carreño es jugador de Primera División, tiene al "Cabrito" de compañero y por si fuera poco, será parte de la Gran Final con Rayados, donde se le considera el amuleto de la buena suerte. Cuando Aldo de Nigris, el goleador de Rayados deja la cancha, su afición puede estar tranquila, que su lugar lo deja en buenas manos o en piernas, mejor dicho, porque hablamos de futbol. Regularmente cuando el atacante regiomontano deja el terreno de juego, su posición es cubierta por otro jugador nacido en Monterrey, Carreño; joven de 22 años que se formó en las Fuerzas Básicas del club desde los 10 años de edad. Carreño no sólo es una promesa de La Pandilla, sino algo más; es un jugador que podría marcar la diferencia en la Gran Final ante Cruz Azul, ya que los goles oportunos que anotó en el Clausura 2009, le valieron para ganarse el mote de "amuleto rayado". Y es que Carreño se apuntó cinco goles de oro, el primero de ellos ante Indios, con el que le dio a Monterrey la ventaja; el partido terminaría 1-1. No fue un golpe de suerte, pues repitió la hazaña frente a Tecos, esta vez dándole el triunfo a las rayas; ingresó con el duelo empatado a dos goles y 10 minutos después, concretó el del gane para el 3-2 definitivo. Ante Morelia puso al frente a su equipo, pero la defensa no pudo mantener la ventaja y concluyó 2-2; mientras que frente al Atlante, su gol a los dos minutos de haber entrado por De Nigris, le dio la victoria 1-0 a los albiazules. Ocho puntos de 26 que obtuvieron los regios en el torneo anterior, fueron por obra de Carreño; su actuación no quedó ahí, puesto que en Cuartos de Final recibió de nuevo la oportunidad, hizo el 2-2 en el duelo de Vuelta. Lamentablemente no fue suficiente, La Franja eliminó a La Pandilla con global de 5-3. En el Apertura 2009, jugó únicamente dos partidos como titular de 15 en los que vio actividad; se apuntó tres anotaciones, ninguna de ellas marcaron la diferencia en los encuentros correspondientes, pero su el cuarto gol vendría en Liguilla y le haría recobrar su pasado. Es cierto, Monterrey ganaba en el global de la Semifinal 2-0, cuando en el duelo de Vuelta ante Toluca Carreño entraba al 65’ de acción por De Nigris; pero aún así, el que concretara el 1-0 revivía su mote, ya que desmoralizaba a los Diablos, al obligarlos a propinar tres dianas; al final sólo se acercó con el empate 1-1. “Le dí tranquilidad a la gente, aunque después cayó el gol de Toluca, ya todo estaba más tranquilo por ese gol, porque todavía tenían que hacer ellos dos goles”, dijo. Con ese gol, Carreño cayó bocas en el vestidor albiazul, ya que compañeros como Humberto Suazo y Osvaldo Martínez, se quejaban no directamente del ingreso del regiomontano, sino en general de los cambios que había realizado el técnico. Pero, ¿Cómo llega Carreño al primer equipo?... Carreño llegó a los 10 años a la cantera regia, siguió el proceso hasta Tercera División, Segunda y Reserva, ya después pasó a préstamo con Dorados de Chihuahua (Segunda), con quien terminó como goleador con 11 tantos en un torneo; eso le valió para ser llamado por La Pandilla en la misma División, pero poco después el entonces timonel Ricardo La Volpe lo ascendió a la Primera "A" con la finalidad de observarlo de cerca. Lavolpe decide debutarlo el 11 de octubre del 2008, en la Jornada 12 del Apertura ante Atlas y le da la oportunidad de jugar 20 minutos, entrando de cambio por Severo Meza; la siguiente ocasión se le dio en la fecha 14 con San Luis, 32 minutos por Hiber Ruiz. “Estoy agradecido con los dos entrenadores, a uno (Lavolpe) por darme la oportunidad de debutar y al otro (Vucetich) por seguir con esa continuidad”, indicó Carreño, resaltando la confianza de Vucetich, ya que esos dos partidos del Apertura 2008 no habían convencido al ex entrenador. Para el Clausura 2009 jugó en la Primera "A" con Rayaditos, con quien en la Jornada 2 anotó par de goles en los minutos uno y  69’, con lo cual hacía que Vucetich lo llamara al primer equipo donde está cerca de ser Campeón. “Todo llegó muy rápido, de eso le doy gracias a Dios, le agradezco al profe que me está dando la oportunidad, no queda más que reponerle como lo he hecho hasta ahorita. “La verdad es un sueño, porque yo veía a Arellano jugar cuando iba al estadio con la afición, me gustaba como jugaba Arellano y ahora tenerlo de compañero es un sueño”, manifestó el delantero, aunque consciente que su mayor anhelo es que al obtener el título, Javier Aguirre lo tome en cuenta en su lista de convocados al Tricolor.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×