Se consolida Martín Palermo como máximo ídolo en Argentina

El futbolista Martín Palermo se consolidó este año como una de las grandes figuras deportivas de Argentina, con un inesperado y exitoso regreso al seleccionado y su consagración como el máximo...
 El futbolista Martín Palermo se consolidó este año como una de las grandes figuras deportivas de Argentina, con un inesperado y exitoso regreso al seleccionado y su consagración como el máximo goleador nacional activo.  (Foto: Notimex)
Buenos Aires, Argentina (Notimex) -
  • A sus 36 años, Palermo pudo recuperarse del golpe que significó para su carrera aquella humillante tarde de julio de 1999

El futbolista Martín Palermo se consolidó este año como una de las grandes figuras deportivas de Argentina, con un inesperado y exitoso regreso al seleccionado y su consagración como el máximo goleador nacional activo. A sus 36 años, Palermo pudo recuperarse del golpe que significó para su carrera aquella humillante tarde de julio de 1999 en Paraguay, cuando erró tres penales en un mismo partido con la camiseta de su Selección en la Copa América, frente a Colombia. Esa fue la última vez que el delantero jugó en el conjunto Albiceleste y, en una especie de pacto no escrito, los fanáticos, los dirigentes del futbol y él mismo consideraron que sería imposible que volviera a ser convocado. En 2008, sin embargo, Diego Armando Maradona llegó a la Dirección Técnica de la Selección y, polémico como siempre, llamó a Palermo en medio de una ola de dudas sobre la capacidad que tendría el jugador para adaptarse a un equipo de jóvenes estrellas, como Lionel Messi. Para sorpresa de todos, el ídolo de Boca Juniors cumplió con creces y, bajo un diluvio purificador, se convirtió en el héroe del partido donde Argentina enfrentó como local a Perú, el 10 de octubre pasado, en las Eliminatorias Mundialistas rumbo a Sudáfrica 2010. En los minutos de descuento, cuando ya todo parecía perdido para un conjunto argentino que a duras penas conseguía un decepcionante empate 1-1, que complicaba su ida a la Copa del Mundo, apareció Palermo y marcó el 2-1 definitivo. Fue su actuación más gloriosa y su redención ante unas 60 mil almas que colmaron el estadio del club River Plate y que no pararon de aplaudir y vitorear "Palermo, Palermo", en tanto el delantero lloraba y se fundía en un abrazo con Maradona. El "Titán", como es llamado en Argentina, esperó así una década para concretar su revancha en el seleccionado y la alcanzó, gracias a lo cual, cuenta en entrevistas, "hace mucho que ya no escucho insultos por la calle".

"Los números lo acompañan y, al cierre de 2009, es el máximo goleador que ha tenido Boca Juniors, con 210 anotaciones en 341 partidos"

Ahora Palermo vive el mejor momento de una larga carrera que el año pasado también estuvo a punto de quedar truncada por una lesión que lo dejó ocho meses inactivo, lo que para cualquier otro futbolista de su edad hubiera representado el retiro. Sólo que este hombre nacido en 1973 en La Plata, que juega en Boca Juniors pero es hincha de Estudiantes, está hecho de otro material y no sólo volvió a las canchas, sino que el 30 de abril pasado alcanzó su gol número 200 en el conjunto xeneize. Los números lo acompañan y, al cierre de 2009, es el máximo goleador que ha tenido Boca Juniors, con 210 anotaciones en 341 partidos, y si suma su paso por Estudiantes y los españoles Villarreal, Real Betis y Deportivo Alavés alcanza un récord de 271 goles. Ostenta, además, siete campeonatos del futbol argentino, dos copas Libertadores, cinco Sudamericanas y una Intercontinental que Boca Juniors logró en 2000, en un histórico partido contra el poderoso Real Madrid al que ganó por 2-1 con goles, por supuesto, de Palermo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×