Ir al Mundial, jugarlo y ser padre, los objetivos de Kevin en el 2010

El 2009 no termina como hubiera querido para Óscar Rojas pues después de ver como América había comenzado el Apertura 2009, el zaguero se emocionó, como muchos aficionados de las Águilas vislumbró...
El 2009 no termina como hubiera querido para Óscar Rojas pues después de ver como América había comenzado el Apertura 2009, el zaguero se emocionó, como muchos aficionados de las Águilas vislumbró a un equipo capaz de ser campeón.
 El 2009 no termina como hubiera querido para Óscar Rojas pues después de ver como América había comenzado el Apertura 2009, el zaguero se emocionó, como muchos aficionados de las Águilas vislumbró a un equipo capaz de ser campeón.  (Foto: Diana Pérez)
Ciudad de México -
  • El americanista espera jugar en Sudáfrica 2010
  • Rojas asegura que México sí puede ser Campeón del Mundo
  • Kevin desea ver al América Campeón a distancia

El 2009 no termina como hubiera querido para Óscar Rojas pues después de ver como América había comenzado el Apertura 2009, el zaguero se emocionó, como muchos aficionados de las Águilas vislumbró a un equipo capaz de ser campeón; pero los sueños fueron esfumados y hoy todo queda en el pasado; por ello el "Kevin" enfoca la mirada en lo que desea para el 2010, en sus objetivos profesionales y también personales. Su deseo más fuerte es poder ser padre, desde hace un año se casó con Idalia, y ahora ambos desean ser papás, su mirada se ilumina cuando habla de ello, y espera poder cumplirlo en el 2010 pues es su meta más importante, un motivo que asegura lo impulsaría a cumplir con los objetivos profesionales. “Me falta ir a un Mundial, y ser papá, ser un hombre de familia”. En lo profesional Rojas espera poder impulsar al América para ser campeón, aunque cuando llegue el momento espera estar lejos del equipo, concentrado con el Tri para jugar el Mundial de Sudáfrica 2010, pues ir a la fiesta más importante del balompié es su objetivo individual. “Me gustaría ser considerado para ir a un Mundial pero no verlo desde la tribuna ni de la banca, tengo una espina clavada desde hace cuatro años que la verdad quiero sacarmela, porque hace cuatro jugué las Eliminatorias y no me tocó ir, hubo gente que igual no estuvo llevando el seguimiento que a mí me tocó y sí fue, como que se coló y realmente eso me dolió, me costó mucho trabajo salir de eso pero ahora es otra cosa, han pasado cuatro años, me siento más hecho, más maduro y voy a pelear por tratar de ir al Mundial y jugarlo”, relató Rojas mientras sus pensamientos van y vienen como un flashback. Hace cuatro años, cuando Ricardo La Volpe llevó a México a Alemania 2010, Rojas había vivido el proceso en las Eliminatorias, estaba casi seguro de que ello lo impulsaría hasta el Mundial, pero cuando el estratega argentino dio la lista definitiva, el "Kevin" se desplomó, su nombre no apareció entre los elegidos, su sueño estaba convirtiéndose en una pesadilla. Se refugió en sus padres y seres queridos, pero salir del golpe anímico le costó más de la cuenta, pues acepta que tuvo un bajón de juego claro con el América. “Hace cuatro años me dio mucho sentimiento (el no ir al Mundial), el no ver mi nombre ahí y aparte estar rodeado de mi familia la verdad que me costó, me dieron muchas ganas de llorar, me costó mucho trabajo salir, psicológicamente me pegó, tuve un bajón de juego, me costó levantarme y al fin y al cabo lo hice, espero que esto no se vuelva a repetir por eso hoy no puedo decir que ya me siento en el Mundial, falta mucho, falta que no te lesiones, creo que estando bien en el equipo tengo muchas posibilidades de ir pero no tengo nada seguro”. Pero el hecho de ir no es su objetivo real, Rojas quiere ser un hombre de peso en el equipo, no quiere ser de los hombre relegados a la tribuna o a la banca, quiere jugarlo y no ser sólo un testigo, pues está seguro de que México podrá trascender de manera importante y quiere ser parte de ello. “El sueño que tengo es ir al Mundial y jugarlo, no verlo en la banca ni en la tribuna, sé que para lograrlo tengo que ser más atrevido porque soy alguien que defiende bien pero en su momento era una persona que sabía atacar, llegar y mandar un centro que metía goles y creo que son cosas que he dejado de hacer”. En Sudáfrica piensa que México puede ser Campeón del Mundo si rompe con sus propias barreras y se vence así mismo, sabe que hay diferencias entre selecciones aunque acepta que las distancias se han acortado; por ello quiere ser partícipe de un momento que augura será importante para la historia futbolística de este país. “Tenemos que vencernos a nosotros mismos para salir adelante. La idea de ser Campeón del Mundo la puedes tener, esa nadie te la puede quitar, pero igual creo que primero hay que ir por partes, primero pasar a la siguiente ronda y después pasar lo que siempre ha pesado que es el quinto partido, y después de pasar el quinto partido porqué no pensar que México puede ser Campeón del mundo. “Creo que el enfrentarte a Selecciones de un futbol de otro nivel sí pesa y sí te cuesta, pero creo que ahora pensamos que tenemos el mismo nivel y que podemos hacer grandes partidos, quizá sí pasa un poco por lo mental, pero creo que las cosas han cambiado”.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×