Monterrey 4-0 Indios... El Campeón, caminando lo ganó

Nada evitó que Rayados cumpliera con los pronósticos y que este sábado abriera el torneo con honores de Campeón, al imponerse 4-0 a los Indios de Ciudad Juárez, estrenando su reinado a tambor...
 Nada evitó que Rayados cumpliera con los pronósticos y que este sábado abriera el torneo con honores de Campeón, al imponerse 4-0 a los Indios de Ciudad Juárez, estrenando su reinado a tambor batiente.  (Foto: Notimex)
Estadio Tecológico, ante una buena entrada -
  • Inició Rayados el Bicentenario aplastando a Indios
  • Nadie extrañó a Suazo en el Tec
  • La Tribu, 18 sin ganar

Ni la partida de Suazo, ni la falta de tiempo, ni el desgaste del Interliga, ni la ausencia de dos refuerzos, ni el esfuerzo de Indios. Nada evitó que Rayados cumpliera con los pronósticos y que este sábado abriera el torneo con honores de Campeón, al imponerse 4-0 a los Indios de Ciudad Juárez, estrenando su reinado a tambor batiente. La fiesta en el Tec fue una extensión del festejo por el título del Apertura, y abrió a pedir de boca el Bicentenario 2010, con un plantel que sin despeinarse plasmó las diferencias con su rival, entregado, aplicado y lleno de entrega, pero falto de calidad. Miguel Morales, Aldo de Nigris, Darío Carreño y Juan Carlos Medina marcaron las anotaciones, para deleite de la tribuna, pletórica en la presentación del equipo de la tercera estrella. Indios por su cuenta mantuvo la ruta de descenso con que cerró el torneo pasado, y ni el receso de calendario le alcanzó para mostrar una mejoría tangible que haga pensar en la salvación. Con el resultado Rayados comanda momentáneamente el Grupo 2, mientras que los fronterizos se hunden en el Grupo 1 y en el sótano porcentual, sin triunfo desde hace más de 18 partidos. EL PARTIDO Los papeles arrojaban en el Tec el partido más disparejo de la jornada, con el mejor equipo del Apertura 2009, ante otro que se fue sin triunfos en la temporada. El pasillo de reconocimiento fue el único punto para concordar a los equipos en un mismo nivel, ya que después el abismo se abrió entre ellos. Y en ese tenor fueron los juarenses los que manifestaron su propuesta para el resultado, amontonando gente en el medio campo, más allá de que costara renunciar a construir. Monterrey se guardó para este partido a Duilio Davino, que inició el Interliga con una lesión muscular, además de sus refuerzos Sergio Pérez y Diego Cervantes, dejando sólo al argentino Cardozo de inicio. Pero aún sin ellos mostró que pisando el acelerador tenía para llevarse el duelo, jugando con Lucho, Galindo, Valdo y Ayoví en el medio, y con Aldo de Nigris jugando con Neri. Pero la rudimentaria resistencia del cuadro fronterizo duró sólo 20 minutos, y en un tiro de esquina por la izquierda el novato Miguel Morales marcó su primer gol en Primera División al barrerse en una melé en el área chica, para el 1-0 que parecía suficiente. El esquema obligaba al rival a adelantar filas y arriesgar, pero los recursos de Indios fueron tan limitados que ni siquiera hubo para eso. Rayados siguió dando avisos en los botines de Luis Pérez y Walter Ayoví, que taladraron a merced la central visitante. Así, Aldo de Nigris volvió a demostrar que mantiene un romance con el gol, y al 37’ aprovechó un balón elevado que el portero Humberto Hernández sólo manoteó en el área chica, para meter la pelota entre toda la zaga, en un derroche de técnica a perfil cambiado. Ya el resultado lucía como una losa imposible para el rival, pero aún el técnico Víctor Manuel Vucetich se dio el lujo de sacar a su contención Gerardo Galindo para jugar con balones largos hacia Darío Carreño, evitando el desgaste de sus otras piezas. Así, y con el rival sin forma, Carreño marcó el 3-0 al con un frentazo sólido en el área chica de los chihuahueños, a centro de Valdo por la derecha al minuto 76’. Ya la tribuna vibraba con los brincos de la gente, pero aún Juan Carlos Medina se encargó de poner la cereza en el pastel, al culminar perfecto una descolgada por el centro con un disparo raso pegado al poste derecho del marco, en su primer anotación como rayado para el 4-0 al 86’. No había necesidad de agregar un solo minuto, y el árbitro Ricardo Arellano silbó el final para decretar el primer triunfo del año de La Pandilla, que sigue tan encendida como en su última aparición del 2009. EL ARBITRAJE Bueno de parte de Ricardo Arellano, sin complicaciones para dirigir a dos equipos enfocados en jugar más allá del desnivel de la cancha.

DIVISIONES MENORES

En los torneos de menores la diferencia no fue la misma entre estos dos equipos. A nivel Sub-20 Monterrey ganó 1-0 a Indios y a nivel Sub-17, los Rayados empataron sin goles con los juarenses.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×