Xoloitzcuintles 1-0 Veracruz... Sufrido triunfo de los caninos

En el cierre de la Jornada 4 de la Liga de Ascenso en su Torneo Bicentenario 2010, el Estadio Caliente vivió uno de los mejores encuentros que se han pactado sobre esta grama sintética....
En el cierre de la Jornada 4 de la Liga de Ascenso en su Torneo Bicentenario 2010, el Estadio Caliente vivió uno de los mejores encuentros que se han pactado sobre esta grama sintética. Xoloitzcuintles del Club Tijuana venció 1-0 al Veracruz.
 En el cierre de la Jornada 4 de la Liga de Ascenso en su Torneo Bicentenario 2010, el Estadio Caliente vivió uno de los mejores encuentros que se han pactado sobre esta grama sintética. Xoloitzcuintles del Club Tijuana venció 1-0 al Veracruz.
Estadio Caliente, ante una buena entrada -
  • Esteban González marcó un soberbio gol de tiro libre
  • Veracruz muestra mejoría, pero sin orden

En el cierre de la Jornada 4 de la Liga de Ascenso en su Torneo Bicentenario 2010, el Estadio Caliente vivió uno de los mejores encuentros que se han pactado sobre esta grama sintética. Xoloitzcuintles del Club Tijuana venció apenas por un gol a cero a los Tiburones Rojos del Veracruz ante 18 mil aficionados que se dieron cita para llenar el inmueble del boulevard Aguacaliente. La anotación fue por parte del refuerzo extranjero Estaban González, quien al minuto 16 de la segunda mitad cobró un tiro libre, tras una falta sobre él mismo. La oncena canina llegó a la séptima posición de la Tabla General con seis puntos, todos ganados en casa, mientras que los tiburones rojos cayeron hasta el lugar 14 con solo tres unidades. EL PARTIDO Xoloitzcuintles salió al terreno de juego portando una manta en apoyo al delantero americanista Salvador Cabañas, en la cual mencionaba que "todos los Xoloitzcuintles estamos contigo, recuperate pronto", en un gesto por parte de la Directiva fronteriza por enviar buenas vibras al atacante paraguayo. Antes de dar el silbatazo inicial, el juez central Osvaldo Sánchez indicó que se brindara un minuto de aplausos por la misma causa. Terminando la acción, iniciaron los primeros 45 minutos de juego. De inmediato el conjunto local se fue al ataque por izquierda con Tomás Quiñones y por derecha con Gastón Otreras, quienes no dejaron de enviar centros para la llegada de los atacantes caninos Raúl Enríquez y Mauro Gerk, pero Rogelio Rodríguez, meta escualo, atrapaba constantemente y guardaba el esférico quitando la posibilidad a estos de anotar. Cuauhtémoc Blanco fue víctima de la primera falta del encuentro que, curiosamente se dio apenas en el minuto 14 de tiempo corrido, y por la misma, Richard Ruiz se llevó la primera tarjeta amarilla de la tarde. Cada oportunidad en que controlaban el balón los visitantes, era un peligro constante sobre la meta de Adrián Zermeño, pero éste se convirtió en el hombre del partido, ya que sacó de la esquina inferior derecha de su propia meta tres balones que ya estaban cantados. La gran afición fronteriza se volcó en gran número de seguidores, siendo 18 mil personas quienes tuvieron la oportunidad de ver en acción a sus Xoloitzcuintles, aunque no hay que negar que cada que Cuauhtémoc tocaba el esférico se llevaba el aplauso del respetable, a excepción de la barras conocidas, Masakre, Cachorros y Perrada no tuvieron respeto al mediocampista veracruzano. Gran problema para los escualos fue el juego en medio campo del charrúa canino Esteban González, ya que al 61 de tiempo corrido se llevó un esférico quitándose a dos defensas en el proceso y el último zaguero lo derribó a unos 2 metros fuera del área grande. El uruguayo colocó el esférico, se perfiló y de pierna derecha sacó riflazo colocado que dejó al "RoRo" con un palmo de narices ya que a pesar de la estirada, cuando éste pudo tocar el esférico fue para sacarlo de la red. El juego estaba para un lado y para otro, Adrián sacando cuanto balazo le enviaban, Rogelio bajando centros que llegaban antes que los cabecearan, en pocas palabras, un verdadero juegazo de futbol el que se presento en Tijuana. El "negrito en el arroz" se presentó antes de finalizar el encuentro, ya que siendo víctima de la desesperación atinó José Luis Hernández certera patada a Eduardo Lillingston cuando el balón ya estaba muerto, ganándose así la tarjeta roja directa, yéndose a las regaderas minutos antes de ser alcanzado por el resto de sus compañeros. Para la próxima jornada, los escualos llegarán a Hermosillo para que el viernes se enfrenten a los Guerreros de Hermosillo mientras que los Xolos pagarán la visita del torneo pasado a los Albinegros de Orizaba.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×