En diez días, la desgracia se colgó del Águila

Parece como si una maldición le hubiera caído al América. Los días de inseguridad, de incertidumbre y dolor los han acompañado; el equipo en 15 días ha sufrido y llorado más de lo que lo hizo en...
 Parece como si una maldición le hubiera caído al América. Los días de inseguridad, de incertidumbre y dolor los han acompañado; el equipo en 15 días ha sufrido y llorado más de lo que lo hizo en los dos años que no logró calificar a la Liguilla.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Cabañas fue herido por una bala en la cabeza, el ‘Torito’ Silva en el glúteo
  • El equipo Sub-20 fue robado en Morelia el 23 de enero

Parece como si una maldición le hubiera caído al América. Los días de inseguridad, de incertidumbre y dolor los han acompañado; el equipo en 15 días ha sufrido y llorado más de lo que lo hizo en los dos años que no logró calificar a la Liguilla.

La mala fortuna comenzó con el robo de playeras que le hicieron a su cuadro Sub-20 en Morelia, Michoacán. El equipo, dirigido por Cecilio de los Santos se presentó en las instalaciones del Estadio Morelos para jugar contra su similar michoacano, pero minutos antes de que iniciara el juego, seguidores de las Águilas se percataron que los uniformes estaban en la cancha sólo cuidados por un utilero y un hombre de seguridad.

Entonces, se aprovecharon del momento y tomaron las playeras del equipo Sub-20 obligando a las "Aguilitas" a utilizar dos playeras, una amarilla debajo de una casaca azul de entrenamiento, las prendas no tenían número.

Justo cuando los americanistas pondrían en marcha una investigación sobre los hechos, recibieron la peor noticia que pudiera haberles llegado.

Salvador Cabañas había recibido un impacto de bala en la cabeza que ponía en peligro su vida. El delantero de las Águilas estaba en el lugar conocido como el Bar-Bar, donde se considera que tuvo una discusión con un hombre ubicado como el “JJ”, quien terminó por dispararle en la cabeza.

Cabañas de inmediato ingresó al hospital para ser atendido por el neurocirujano, Ernesto Martínez Duhart. El delantero hoy cumplió su noveno día en el nosocomio tras haber ingresado el 25 de enero.

Justo cuando América pide seguridad y que los valores de la sociedad se realcen para que el país no viva más momentos de injusticia, Juan Carlos Silva fue víctima de la delincuencia.

Este lunes 1 de febrero, el jugador de las Águilas (que no ha tenido mucha participación con el primer equipo), al salir de la casa de su novia, fue interceptado por unos individuos que quisieron asaltarlo, el hecho no se consumó, pero los rateros terminaron por dispararle hiriéndolo en el glúteo izquierdo sin que la situación haya pasado a mayores, pues el Jefe de los Servicios Médicos del América informó que "fue una herida en sedal que le lastimó la piel y la grasita debajo de la piel, no fue una herida profunda, pero el proyectil entró y salió por el glúteo izquierdo y puede entrenar".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×