Estadio rayado en peligro

Un nuevo obstáculo a la aprobación de los terrenos para la construcción del estadio rayado podría detonar la cancelación definitiva del proyecto.
Un nuevo obstáculo a la aprobación de los terrenos para la construcción del estadio rayado podría detonar la cancelación definitiva del proyecto.
 Un nuevo obstáculo a la aprobación de los terrenos para la construcción del estadio rayado podría detonar la cancelación definitiva del proyecto.  (Foto: Notimex)
Monterrey, Nuevo León -
  • Amenaza FEMSA con dejar el proyecto
  • Causa desánimo en la empresa la clausura indefinida de los terrenos

Un nuevo obstáculo a la aprobación de los terrenos para la construcción del estadio rayado podría detonar la cancelación definitiva del proyecto. Y es que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) determinó este viernes clausurar el predio junto al Parque La Pastora donde tendría sede el inmueble, al considerar que no es válido el cambio de uso de suelo, y que las perforaciones que se realizaron para los estudios de factibilidad constituyen una violación ambiental. Anteriormente, ya el Congreso estatal había congelado el proceso al no autorizar la cesión de los terrenos para la obra, que fue anunciada en septiembre del 2008. Ante la nueva desavenencia, la empresa FEMSA, dueña del Club de Futbol Monterrey, publicó un desplegado este sábado en los principales diarios de la Ciudad, donde dejó entrever que no estaría en condiciones se de seguir insistiendo para la realización de la obra. “Después de más de un año de gestiones, el día de ayer con sorpresa nos enteramos por los medios de comunicación de la resolución de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, de clausurar indefinidamente el terreno prospectado para el estadio”, reza en un párrafo el comunicado, firmado por el Consejero Delegado del club José González Ornelas. “Este acto se suma a una serie de hechos ajenos a nuestro control, que ponen en entredicho la continuidad de nuestra participación en el proyecto hasta que las condiciones propicias, que no están en nuestro ámbito generar, lo permitan”. La obra rayada, puesta en manos de la firma inglesa HOK, proyectó una inversión superior a 2 mil 300 millones de pesos, y con un plazo de 20 meses para su culminación una vez iniciados los trabajos. Pero ahora el proyecto queda en vilo, y no se sabe si en los próximos días se anunciará la cancelación definitiva. Éste es el texto íntegro que publicó FEMSA en los diarios locales, firmado por González Ornelas. A la opinión pública. En FEMSA sentimos un profundo compromiso y respeto con Nuevo León y su gente. De acuerdo con nuestra filosofía como empresa, queremos reiterar que el objetivo al aceptar la invitación a participar en un gran proyecto ecológico, ha sido cumplir el sueño de muchos regiomontanos y dejar un legado a todos los neoleoneses. Estamos seguros que la creación del Gran Parque Ecológico La Pastora, que incluye la rehabilitación de 200 hectáreas a lo largo de 13 kilómetros del río La Silla, único río vivo del área metropolitana y la construcción de un Estadio a nivel internacional, es un proyecto que ofrece grandes beneficios para toda la comunidad, no sólo por la inversión financiera y la creación de empleos, sino por los espacios de esparcimiento que tanto requiere nuestra sociedad. La parte del proyecto que corresponde al Estadio significa: 1.- La creación de más de 2300 empleos en la construcción. 2.- Más de 800 empleos permanentes. 3.- La plantación de 1100 árboles de especies nativas de larga vida 4.- La realización de 20 mil metros cuadrados de jardines captadores de lluvia 5.- Una derrama económica de al menos 2 mil 300 millones de pesos Desde en un principio en FEMSA realizamos un proyecto sin fines de lucro, que potenciara de manera integral y responsable todos los aspectos ambientales, respetando la propiedad privada de los vecinos. Y ése continúa siendo nuestro compromiso. Después de más de un año de gestiones, el día de ayer con sorpresa nos enteramos por los medios de comunicación de la resolución de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, de clausurar indefinidamente el terreno prospectado para el estadio. Este acto se suma a una serie de hechos ajenos a nuestro control, que ponen en entredicho la continuidad de nuestra participación en el proyecto hasta que las condiciones propicias, que no están en nuestro ámbito generar, lo permitan. En FEMSA estamos comprometidos y siempre hemos actuado dentro del marco legal y a favor de los intereses de la comunidad a quien debemos toda nuestra historia. En estos momentos, nuestro objetivo se encuentra comprometido por motivos ajenos al verdadero sentido de la iniciativa: que es dotar a esta ciudad de un gran proyecto ecológico y un Estadio de clase mundial, como medio de esparcimiento que quede como herencia para las futuras generaciones. Mantenemos firme nuestra disposición de contribuir al desarrollo de la comunidad. Sabemos que en este tipo de proyectos siempre habrá múltiples opiniones, sin embargo, cuando existe el interés de beneficiar a la comunidad y se tiene la información completa las cosas suceden y los resultados hablan por sí mismos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×