Seis años de refuerzos que pasaron de noche en Colomos

En los últimos años el Atlas se ha caracterizado por no tener muy atinadas decisiones a la hora de contratar jugadores foráneos y este recuento es una muestra de los elementos que arribaron a...
En los últimos años el Atlas se ha caracterizado por no tener muy atinadas decisiones a la hora de contratar jugadores foráneos y este recuento es una muestra de los elementos que arribaron a Colomos y a los meses se fueron del futbol mexicano.
 En los últimos años el Atlas se ha caracterizado por no tener muy atinadas decisiones a la hora de contratar jugadores foráneos y este recuento es una muestra de los elementos que arribaron a Colomos y a los meses se fueron del futbol mexicano.  (Foto: Notimex)
Zapopan, Jalisco -
  • Robert de Pinho fue el último extranjero que rindió en los rojinegros

La semana pasada el Doctor Rubén Cruz confirmó que el delantero brasileño, Rómulo Marques, estará cerca de un mes fuera por un desgarro. La historia del atacante amazónico, quien llegó como refuerzo para este torneo, es una vieja leyenda que se repite a menudo en el Atlas. Elementos como él llegan a los Zorros sin ningún palmarés, sin ser conocidos en sus respectivos países y terminan yéndose tan rápido como vinieron. En los últimos años el Atlas se ha caracterizado por no tener muy atinadas decisiones a la hora de contratar jugadores foráneos y este recuento es una muestra de los elementos que arribaron a Colomos y que en muy pocos meses rehicieron maletas para dejar el futbol mexicano. En el Apertura 2004 contrataron a un defensa central argentino de nombre Sebastián Pena, fue un elemento que jugó poco y que no quería viajar en aviones, ya que les tenía fobia; para un partido contra Jaguares se regresó en camión desde Chiapas, por lo cual tuvo una lesión muscular. Sólo jugó 429 minutos y desde la fecha 8 ni a la banca lo llevaron. En ese mismo certamen Robson Souza anotó sólo tres goles, pero nunca fue titular y entraba menos de 30 minutos por partido. Este brasileño se fue en menos de un año y jamás disputó un partido completo. En el Clausura 2005 Alessandro Mangiarrati fue el fracaso más rotundo de los rojinegros, sólo estuvo en un partido y lo perdió el Atlas 5-2 contra el Puebla, pero ahí no paró la historia, ya que el "Tano" se hizo expulsar en el minuto 87 y jamás volvió a ser considerado ni para los entrenamientos; en la Jornada 5 le rescindieron el contrato a este europeo. En el Apertura 2005, Daniel Guzmán era el entrenador en turno y contrató a Denilson Martins, quien sólo sumó 403 minutos en ocho partidos, de los cuales en tres fue titular; después el amazónico se fue de México y ahora es una estrella del futbol de Corea del Sur, pero con los Zorros no tuvo fortuna. El Apertura 2006 los atlistas trajeron de Argentina a César Emanuel Pereyra, empezó muy bien al marcar dos goles, pero según Rubén Romano nunca dio el 100 por ciento en el aspecto físico y sólo fue titular un partido, el cual no culminó y se regresó a su patria, donde ha vagado en el ascenso pampero. Para el Apertura 2007 llegó al Atlas, Hernán Nicolás "Sapito" Encina, quien tenía buenas maneras de tratar al balón, pero le faltaba algo y no pudo consolidarse con el cuadro tapatío; además a final de ese torneo arribó al cargo Tomás Boy Espinoza y en una concentración el técnico rojinegro le encontró algo prohibido para jugadores profesionales y lo separó del plantel. En este mismo certamen llegó al Atlas, Lucas Barrios, a quien Romano simplemente no lo aceptó y le dio muy pocos minutos, el argentino hizo un solitario gol en el semestre; después lo dieron de baja y se fue al Colo-Colo, donde fue dos veces Campeón de Goleo y el cuadro chileno lo vendió por seis millones de euros. Ahora es un delantero titular en Alemania, este caso es peculiar, pero con los Zorros no rindió. En el Clausura 2008 Emanuel Centurión era un elemento que llegó después de estar en Alemania, un volante que jugaba por las dos bandas, pero con los rojinegros pasó inadvertido. Miguel Brindisi le dio la titularidad, pero se la quitó en todos los partidos, ya que era el primer cambio del Atlas y con lo cual selló su boleto de salida del club. Para el Apertura 2009 Ricardo Antonio La Volpe también incrementó esta lista, ya que Daniel Andrés Ríos no logró mostrarse, sólo militó en cuatro partidos para sumar 212 minutos, al final La Volpe lo marginó y se regresó a jugar a Argentina. La última aportación es reciente y se llama Rómulo Marques, quien venía de más de seis meses sin jugar por lo cual la Pretemporada le cobró factura, al grado de que los Zorros se preparan para el duelo de la Jornada 8 contra Cruz Azul y al delantero amazónico aún le quedan más de tres semanas para comenzar con su mini Pretemporada. De esta manera, es posible que Rómulo debute con el Atlas en la fecha 12 contra el Querétaro o en la 13 contra el Atlante. Una historia que no es desconocida por otros clubes del balompié azteca y del resto del mundo; jugadores que llegan del extranjero con un gran cartel o con una buena estrategia de algún vivo promotor y que pasan sin pena ni gloria por las filas de un club que esperaba más de ellos. LOS DESTACADOS Sin duda en estos seis años la mejor contratación de los Zorros fue la de Robert de Pinho, el brasileño hizo 33 goles en su paso con el Atlas y después lo revendieron al futbol de Holanda; a éste se le unen los nombres del zaguero paraguayo Denis Caniza, los argentinos Frabricio Fuentes y Darío Botinelli.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×