Un hincha nunca muere

El Club Tijuana brindó, previo al incio del duelo ante Alacranes de Drurango, un minuto de silencio por el fallecimiento de Matilde Martínez, fundador de La Masakre.
 El Club Tijuana brindó, previo al incio del duelo ante Alacranes de Drurango, un minuto de silencio por el fallecimiento de Matilde Martínez, fundador de La Masakre.
Tijuana, Baja California, México -
  • “Soy perro Apache… Masakre de corazón”
  • Matilde Martínez, fundador de La Masakre, falleció

El 14 de febrero de 2010 es una fecha que la porra de los Xoloitzcuintles del Club Tijuana, Masakre, nunca olvidará. Y no porque sea el día del amor y la amistad, ni porque sea el aniversario de la fundación de Guadalajara, o por que cumplió años el vecino de la esquina. Esta fecha se recordará como un día triste, pero alegre, con esas incoherencias que da la vida y sus vertiginosas vueltas. Los Xoloitzcuintles les brindaron una alegría majestuosa aquel día, pues hacer valer su localía y vencer por 3-0 a los Guerreros de Hermosillo, hizo del “carnaval” en las gradas una fiesta inolvidable. Pero alguien faltaba, alguien no fue, a alguien se esperó con gran ansia. Y es que minutos antes de iniciar el encuentro antes mencionado, en algún lugar de Tijuana, el destino no hizo esperar a Matilde Martínez, y fue el destino mismo quien lo obligó a alentar al equipo de sus amores, Tijuana, desde un ángulo al que todos iremos algún día. El “Apache” murió. El fue el iniciador de La Masakre, con sus cantos, gritos y tamborazos empezó una historia que lleva ya 12 años dentro de la idiosincrasia fronteriza. Y fue por eso que hoy hace siete días, se le despidió de cuerpo en conocida funeraria de Tijuana como a él le hubiera gustado ser despedido, con sus hermanos presentes, con mas cánticos, “ni la muerte nos va a separar, desde el cielo te voy a alentar”. El ya no está pero su aliento y familia quedaron aquí, como miembros permanentes de un amor que pocos entienden. Xoloitzcuintles brindó un minuto de silencio antes de su encuentro ante Alacranes de Durango en agradecimiento a ese hombre que representa a miles en una afición fiel, honesta y con el ímpetu necesario para llegar a Primera División. El balón rueda ya… y el tambor del "Apache" no calla, retumba desde el cielo para alentar cantando… ”Te sigo hasta la muerte, te sigo a todos lados, siempre voy descontrolado vamos, vamos rojinegros”.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×