Aceptó el 'Chaco' que La Máquina está en su última llamada

Justo a la mitad del torneo, en un partido donde estarán en casa, con factor a aprovechar, contra un rival que de visita no ha dado resultados positivos, Cruz Azul está ante su última llamada en...
 Justo a la mitad del torneo, en un partido donde estarán en casa, con factor a aprovechar, contra un rival que de visita no ha dado resultados positivos, Cruz Azul está ante su última llamada en busca de la racha que lo meta a la Liguilla.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México (Notimex) -
  • Sabe que no ha estado al nivel que espera la afición

Justo a la mitad del torneo, en un partido donde estarán en casa, con factor a aprovechar, contra un rival que de visita no ha dado resultados positivos, Cruz Azul está ante su última llamada en busca de la racha que lo meta a la Liguilla. Así lo admitió el volante ofensivo Christian "Chaco" Giménez, quien por igual sabe que no ha estado al nivel esperado por la afición celeste y que afronta las críticas de buena manera y con su familia como el bálsamo que lo ayude a salir adelante. "Sí, por la cantidad de puntos que tenemos (8) ya no podemos regalar más, si bien en nuestro grupo (tres) estamos todos apretados salvo Santos, ya estamos pasando de la mitad del torneo y ya no se pueden regalar puntos, estamos en una institución muy prestigiosa y todos sabemos lo que nos estamos jugando". Al terminar la práctica de hoy en el Estadio Azul, última antes de enfrentar mañana al Atlas en este mismo escenario comentó que deben estar preparados para buscar su segundo triunfo consecutivo como locales y plasmar una mejoría futbolística en el terreno de juego. El volante argentino recién llegado del Pachuca, reconoció que está en deuda con los seguidores del cuadro celeste quienes esperaban mucho de él y de la dupla que podía hacer con su compatriota Emanuel Villa, el cual se presagiaba como un ataque explosivo. "Es algo que me incomoda porque ya van casi ocho partidos y uno no encuentra ese funcionamiento, pero conforme fueron pasando los partidos me fui sintiendo mejor y el equipo igual. Lo más importante de todo es que estamos comprometidos y vamos a sacar todos adelante esta situación", señaló. Tras reconocer que juega en un club grande del futbol mexicano, decidió no entrar en polémica en torno a los comentarios donde lo califican como un elemento que queda chico al jugar en este tipo de instituciones. "Acepto las críticas, he jugado en tres equipos grandes, dos de ellos acá, América, Cruz Azul y con Pachuca logré cosas importantes, jugué también en Boca Juniors". Agregó Giménez: "sé que esta camiseta exige mucho y estoy con ese compromiso, esa entrega y estoy tranquilo porque trabajo todos los días para mejorar, sé que tarde o temprano el funcionamiento se va a encontrar". Algo que inquieta en particular al refuerzo celeste es no poder ayudar a que La Máquina mantenga el nivel que tuvo en el Torneo Apertura 2009, en el cual llegó a la Final frente a Monterrey. "Tras haber llegado a la Final en el campeonato pasado, como no llegan los resultados, obviamente que uno se siente en deuda, más que nada en lo personal porque uno sabe y esta consciente cuando esta bien y cuando esta mal y yo lo estoy (de que no ha ayudado lo suficiente)". También preocupa al ex jugador de Veracruz, América y Pachuca en México, la pobre producción goleadora que tiene La Máquina en el torneo Bicentenario 2010 y espera que mañana ante Atlas, concreten varias de sus llegadas y que además ganen el partido.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×