Reinoso dejó en claro que Chucho no es su amigo

Fiel a su polémico estilo, Carlos Reinoso no desaprovechó la visita del Querétaro, equipo al que dirige, para dejar en claro que como americanista, Jesús Ramírez no es de su agrado al frente de...
 Fiel a su polémico estilo, Carlos Reinoso no desaprovechó la visita del Querétaro, equipo al que dirige, para dejar en claro que como americanista, Jesús Ramírez no es de su agrado al frente de las Águilas.  (Foto: Notimex)
Estadio Azteca -
  • Favor de actualizar flashplayer

(Video: Isaac Castro)

No lo saludó durante todo el encuentro

  • “Yo saludo realmente a mis amigos y a los que guardan respeto”
  • Fiel a su polémico estilo, Carlos Reinoso no desaprovechó la visita del Querétaro, equipo al que dirige, para dejar en claro que como americanista, Jesús Ramírez no es de su agrado al frente de las Águilas. Ni al principio, ni durante, ni al final del encuentro donde el América goleó a Querétaro 6-0, Reinoso saludó a Ramírez y tras el partido explicó las razones. “Yo saludo realmente a mis amigos, o sea, a los que son amigos en mi profesión los saludo y a los que guardan respeto”, dijo. Reinoso señaló, justo el día de su cumpleaños, que la gente de pantalón largo de América es la que elige a los técnicos y le deseó suerte a Jesús Ramírez al frente de las Águilas, no sin aclarar, que él es azulcrema de corazón y hasta un túnel del Azteca lleva su nombre. “Los directivos contratan a los técnicos, él no tiene la culpa, él está trabajando en América y lo felicito. Algunos tienen mala memoria, pero los que son buenos americanistas no, yo me siento muy orgulloso de ser americanista, aquí hay un túnel con mi nombre que me regaló la afición, y Dios va a poner en su lugar a cada quien, yo estaré aquí algún día, quieran o no yo voy a terminar aquí, el cariño de la gente realmente me conmueve”, agregó. Sobre el partido, el chileno señaló que a pesar del marcador y la diferencia hombre por hombre, en el campo las acciones fueron parejas, pero los errores le costaron la goleada a los suyos. “Ellos jugaron mejor que nosotros, merecieron ganar, pero no hay tanta diferencia entre un equipo y otro, nos sirve para darnos cuenta que tenemos que seguir peleando en el tema del descenso, hay que ver los planteles, los jugadores que tiene un rival y otro, duele pero hay que ver para adelante”, comentó. Por último, el entrenador queretano dijo que él siempre vive al límite el futbol, lo hizo como jugador y ahora como técnico no es la excepción, por ello, se metió al campo a protestar lo que a su parecer fue una mala marcación del árbitro Miguel Ángel Flores que culminó en el tercer gol del América. “El árbitro se equivoca, era falta a favor nuestro, mi vida ha sido así, soy muy caliente dirigiendo, como jugué dirijo, no digo estupideces que se dicen en el triunfo y en la derrota, pero siempre he sido así”, concluyó, no sin antes decir que se siente orgulloso de sus jugadores porque prácticamente ya lograron eludir el descenso.

    Newsletter MT
    Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
    No te pierdas
    ×