Toluca 1-1 Pachuca... La moneda sigue en el aire

La fortaleza del Diablo sigue siendo invencible en la Concachampions, pero no es el Infierno que atemoriza al rival y les roba las fuerzas. Toluca ha dejado de pesar en el Nemesio Díez.
 La fortaleza del Diablo sigue siendo invencible en la Concachampions, pero no es el Infierno que atemoriza al rival y les roba las fuerzas. Toluca ha dejado de pesar en el Nemesio Díez.  (Foto: Reuters)
Estadio Nemesio Díez ante una muy buena entrada -
  • Toluca se quedó con 9 hombres al final del juego

La fortaleza del Diablo sigue siendo invencible en la Concachampions, pero no es el Infierno que atemoriza al rival y les roba las fuerzas. Toluca ha dejado de pesar en el Nemesio Díez en la segunda Fase del Torneo, pues estuvieron cerca de perder en los Cuartos de Final frente al Columbus Crew y a Pachuca le permitieron dejar la pizarra 1-1.

El marcador suena a un triunfo para los hidalguenses pues el gol de visitante sigue marcando diferencia; sin embargo, todo se definirá el próximo miércoles en el Estadio “Huracán” cuando el partido de vuelta de las Semifinales se lleve a cabo.

Para quedarse con el pase a la Final, los Diablos tendrán que ganar por cualquier marcador, pero si la pizarra llega a quedar 0-0 los que tendrán el privilegio de seguir avanzando serán los hidalguenses, el empate a uno mandará el duelo a tiempo extra.

Pachuca es el equipo mexicano que más participaciones tiene en el Mundial de Clubes, el premio al ganador de la Concachampions, para los Diablos sería la primera oportunidad de pelear por ir a la justa más importante de clubes a nivel mundial.

En la otra serie de Semifinales Cruz Azul y Pumas disputarán el boleto a la Gran Final.

EL PARTIDO

El pase a la Final de la Concachampions estaba en juego, el objetivo principal: el boleto al Mundial de Clubes. El Infierno entonces se convirtió en el sitio ideal para pelear por él a muerte, el que perdiera podía comenzar a purgar una pena.

El Diablo con la seguridad de estar en su casa y con el apoyo de su gente, necesitaba dar el primer golpe porque la serie se terminará de definir el próximo miércoles en el “Huracán”.

Hacer valer su cancha y por ende conseguir los goles que terminaran por pesar al final de la serie tenía que ser una meta cumplida para los mexiquenses; por ello desde que el juego dio inicio el equipo de casa trató de imponer su juego, tomó el balón y le dio el tiempo al duelo, pero Pachuca resistió, comenzó a presionar en todas sus líneas y la disputa por la redonda se volvió tan dura que los Diablos encontraron su primera oportunidad hasta el minuto 23 con un disparo de Néstor Calderón que fue muy fácil para el arquero de los Tuzos.

Sin embargo, Pachuca ya le había dejado claro a los Diablos que no serían un rival fácil, que para ellos el buen trato del balón también era una prioridad que a toda costa iban a tratar de cumplir.

Entonces la sorpresa para los de casa fue inevitable, el equipo de los Tuzos hizo la jugada para la que se había preparado antes de pisar tierra mexiquense. Paul Aguilar centró para que Darío Cvitanich controlara, se quitara al arquero y colocara el 0-1 en la pizarra.

El gol de los Tuzos fue el golpe que el Diablo necesitaba para ser más ambiciosos, Mancilla tomó el balón y sacó un disparo que Cota apenas logró desviar, el Diablo estaba vivo, sólo tenía que ser paciente para castigar a su rival.

Pero los Tuzos se negaron a ser un simple súbdito y con la velocidad de Mendívil, quien entró de cambio en el segundo tiempo, trataron de hacer daño; entonces Talavera se convirtió en el héroe momentáneo cuando atajó el que parecía ser el segundo gol de los hidalguenses.

Toluca comenzó a desesperarse. José Manuel “Chepo” de la Torre decidió que lo mejor era arriesgar y mandar a su arsenal ofensivo, entonces entró Raúl Nava y Marín; los cambios le funcionaron casi de inmediato. Marín metió un centro al área que Dueñas alcanzó a rematar y así emparejó los cartones cuando la desesperación de su afición ya era evidente.

Las esperanzas del Diablo volvieron a volcarse buscando la victoria, pues el gol de visitante que los Tuzos habían hecho podría pesar más de la cuenta; sin embargo, Esquivel recibió la segunda amonestación en el duelo y tuvo que abandonar la cancha al 79’ para que tres minutos después Novaretti viera el cartón rojo y partiera detrás de su compañero.

Con nueve hombres rojos en la cancha, Pachuca trató de aprovecharlo, pero el Diablo con el corazón en la mano peleó hasta el final y con un disparo de Sinha, que Cota alcanzó a salvar, estuvieron a punto de culminar con un triunfo; sin embargo, todo se definirá en el “Huracán” la próxima semana.

EL ARBITRAJE

Ricardo Arellano. Regular pues permitió muchos golpes en la cancha y tomó decisiones que no fueron muy claras. En la tribuna el descontento por su trabajo fue generalizado.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×