El racismo en el futbol

En el Siglo XIX por primera vez el racismo apareció en el mundo, la distinciones por el color de piel y la raza poco a poco fueron siendo más evidentes, los movimientos racistas lastimaron al...
 En el Siglo XIX por primera vez el racismo apareció en el mundo, la distinciones por el color de piel y la raza poco a poco fueron siendo más evidentes, los movimientos racistas lastimaron al mundo, pero lograron afianzarse.
Ciudad de México -
  • Hugo Sánchez vivió el racismo en España
  • Santos es el primer Club mexicano sancionado por conductas racistas
  • Palacios y Verón podrían ser suspendidos cinco partidos

En el Siglo XIX por primera vez el racismo apareció en el mundo, la distinciones por el color de piel y la raza poco a poco fueron siendo más evidentes, los movimientos racistas lastimaron al mundo, pero lograron afianzarse de tal manera que en pleno Siglo XXI el futbol vive el racismo con frecuencia. Por ello, la Federación Internacional de Futbol Asociado castigó los hechos que comenzaron a darse en el rectángulo verde. El máximo organismo del balompié mundial instaló las sanciones para aquellos que profirieran actos de racismo, entre ellas se involucran hasta un descenso inmediato, si el racismo se repite en más de dos ocasiones. Santos se convirtió en el primer equipo mexicano en ser sancionado por actos racistas, aunque no fue el primero en donde se vivieron dichos incidentes. En el estadio de Dorados, Felipe Baloy fue insultado cada que tocó el balón, desde la tribuna se escucharon sonidos de mono; sin embargo no fue sancionado. Baloy volvió a recibir insultos, pero en otra plaza: La Comarca. Desde la tribuna volvieron a escucharse sonidos de mono cuando el panameño tocó la redonda. La Comisión Disciplinaria tomó cartas en el asunto, le restó tres puntos a Santos, le dio una amonestación de veto y una multa económica, además de exigirle que impidiera la entrada de los aficionados que insultaron al defensa. Sin embargo, en las canchas del futbol mexicano no se han denunciado conductas racistas entre jugadores, hasta que este lunes Felipe Baloy alzó la voz y denunció el hecho, involucrando a Marco Palacios y Darío Verón. La investigación comenzará su curso, pues Santos denunció el hecho, aunque así no lo hizo el silbante, Alfredo Peñaloza. La Disciplinaria tendrá que analizar la pruebas que los de La Comarca le otorguen para así analizar la situación, aunque la culpabilidad quizá sólo sea comprobada si alguno de los acusados confiesa el hecho. Si se encuentran culpables Verón y Palacios tendrán que cumplir cinco partidos de suspensión y pagar una multa de 3 mil 750 a 6 mil salarios mínimos, además, no podrán entrar al estadio. Al final la Disciplinaria podría disminuir o suspender la sanción impuesta si el jugador, el equipo o el Club que resultó afectado puede probar adjudicársele escasa o ninguna culpabilidad por el incidente ocurrido o siempre que lo justifiquen otros motivos importantes. La posibilidad de rebajar o suspender una sanción aumenta en el caso de que se hayan propiciado incidentes previos con el fin de provocar una sanción contra un jugador o un equipo, conforme a la presente disposición. En el mundo la lista de conductas racistas es larga, en el 2005, el técnico de España Luis Aragonés tuvo que pagar una multa de casi 4 mil dólares por emitir comentarios racistas sobre el delantero del Arsenal Thierry Henry al llamarlo “negro de mier...” al querer motivar al atacante José Antonio Reyes. En mayo de 2010 el atacante del Inter de Milán Mario Balotelli acusó al Capitán de la Roma, Francesco Totti, de haber proferido insultos racistas contra él, al llamarlo “negro de mier..”. En abril de 2010 el colombiano Breyner Bonilla denunció entre lágrimas que jugadores de Colón lo trataron de “negro de m... y muerto de hambre” durante un encuentro la semana pasada con su club Boca Juniors por el torneo Clausura de Argentina. En marzo del mismo año el defensor, del club chileno Ñublense, Matías Manrique fue suspendido por cinco partidos por insultos racistas contra el zaguero ecuatoriano de Unión Española Giovanny Espinoza. Las conductas racistas parecen una lista interminable entre las que México destaca los insultos que Hugo Sánchez tuvo que aguantar en su paso por España al ser llamado “indio”.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×