Naime opina... Lo que aprendí el domingo en Toluca

Llegué a la Bombonera a las 9 de la mañana en punto, sin idea de que saldría de ella después de las 4 de la tarde. En siete horas de vivencias en una gran Final notas y aprendes muchas cosas.
Llegué a la Bombonera a las 9 de la mañana en punto, sin idea de que saldría de ella después de las 4 de la tarde. En siete horas de vivencias en una gran Final notas y aprendes muchas cosas.
 Llegué a la Bombonera a las 9 de la mañana en punto, sin idea de que saldría de ella después de las 4 de la tarde. En siete horas de vivencias en una gran Final notas y aprendes muchas cosas.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Toluca conquistó el décimo Título de su historia

Llegué a la Bombonera a las 9 de la mañana en punto, sin idea de que saldría de ella después de las 4 de la tarde. En 7 horas de vivencias en una gran Final notas y aprendes muchas cosas; aún cuando décadas de ser aficionado al futbol -y de reportar sobre el mismo- podrían sugerir que ya es poco lo que te sorprende. Este domingo de Final aprendí algunas cosas, así como noté y ratifiqué otras, en la inundación roja del estadio mexiquense: 1- Esto no se acaba hasta que se acaba. 2- El jugador puede traicionar a su DT aún y cuando no lo desea. 3- Los milagros sí existen, aunque no abundan (por eso son milagros). 4- Alfredo Talavera -bendecido- transitó por un estado de gracia. 5- Pero la fiel afición roja, que tiene memoria, igual rindió pleitesía a Hernán Cristante. 6- Es ociosa, e irresponsable, la duda en torno a si el Toluca es o no un equipo grande. 7- La felicidad químicamente pura no sólo te la da la familia; te la da también (muy decantada) el Décimo Título del equipo por el que mueres. 8- Los tres campeonatos por penales de los Diablos se han concretado en dos manos izquierdas: la de Cristante (dos veces) y -el domingo- la de Talavera. 9- Se equivocó Oswaldo Sánchez al jugar vestido como jugador de Cruz Azul. 10- Dios le va al Toluca (al menos ayer domingo). Abrazo fuerte al "Chepo" y a Rubén. A uno porque ganó, y nada existe como la victoria; al otro porque hizo todo -con mucha capacidad- para ganar, pero... (favor de releer el punto 2).

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×