Alfredo Talavera espera consolidarse

El arquero Alfredo Talavera se acostumbró a vivir entre sombras, a salir a la banca esperando una oportunidad de trascender pero consciente de que si ésta llegaba sería sólo efímera.
El arquero Alfredo Talavera se acostumbró a vivir entre sombras, a salir a la banca esperando una oportunidad de trascender pero consciente de que si ésta llegaba sería sólo efímera.
 El arquero Alfredo Talavera se acostumbró a vivir entre sombras, a salir a la banca esperando una oportunidad de trascender pero consciente de que si ésta llegaba sería sólo efímera.  (Foto: Diana Pérez)
Metepec, Estado de México -
  • El arquero se acostumbró a vivir a la sombra de grandes porteros como Oswaldo, Óscar Pérez y Cristante 

De cierta forma el arquero Alfredo Talavera se acostumbró a vivir entre sombras, a salir a la banca esperando una oportunidad de trascender pero consciente de que si ésta llegaba sería sólo efímera, pues la realidad era que delante de él existía un portero titular consolidado en el puesto al que sólo podía cubrir cuando éste estuviera lesionado o expulsado.

Un 24 de agosto del 2003 Talavera debutó en el Máximo Circuito, lo hizo al minuto 84 porque Oswaldo Sánchez había recibido un duro golpe que lo obligó a salir; Alfredo tomó el mando, pero no pudo sostener su cuenta en cero y pronto recibió su primer gol en la Primera División. Cuatro partidos más tarde volvió a la portería, Oswaldo había sido expulsado. Alfredo entendió que así sería su camino, con un ir y venir sin constancia.

"Siempre había entrado de cambio, había tenido una sombra grande como lo era Oswaldo Sánchez"

“Siempre había entrado de cambio, había tenido una sombra grande como lo era Oswaldo Sánchez y yo hiciera lo que hiciera siempre él iba a regresar, era complicado, pero ahora teniendo esta oportunidad y con un torneo completo jugado eso me da otro panorama”, declaró.

El camino de la consolidación se ha puesto en marcha, después de cinco años con Chivas, uno con Tigres y uno con los Diablos, Alfredo pudo jugar su primer torneo completo y coronarse Campeón en la justa pasada; hoy el Cuerpo Técnico y la Directiva le otorgan un nuevo voto, Hernán Cristante no será registrado y él será el hombre que cuide los tres palos.

“Hernán es un gran compañero, todos lo queremos, pero así es el futbol y ahora me toca a mí jugar, estar ahí ayudando a los compañeros de una forma u otra estamos ahí, aunque él siempre ha estado con nosotros entrenando.

“Esto es una oportunidad que siempre había buscado, ahora que la tengo, con la confianza que me da el Cuerpo Técnico y la Directiva tengo que aprovecharlo”, apuntó.

Ahora Talavera tendrá la responsabilidad absoluta, sin el miedo inminente de que alguien de mayor experiencia vendrá a quitarle el puesto; entonces será necesario imprimir seguridad en los Diablos para conseguir una nueva estrella.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×