Bernat y Henaine, el control de una Franja en disputa

No se pueden ver. No se quieren. Son socios y rivales con un mismo objetivo: quedarse con el control absoluto del Puebla Futbol Club, y en diferentes ocasiones, han declarado a las instancias...
No se pueden ver. No se quieren. Son socios y rivales con un mismo objetivo: quedarse con el control absoluto del Puebla Futbol Club, y en diferentes ocasiones, han declarado a las instancias legales y los medios de comunicación que no desistirán.
 No se pueden ver. No se quieren. Son socios y rivales con un mismo objetivo: quedarse con el control absoluto del Puebla Futbol Club, y en diferentes ocasiones, han declarado a las instancias legales y los medios de comunicación que no desistirán.  (Foto: Notimex)
Puebla, Puebla -
  • Ambos socios tienen problemas legales independientes que han complicado el caso
  • "Los pleitos legales de la Directiva son para divertirnos", Francisco Bernat

No se pueden ver. No se quieren. Son socios y rivales con un mismo objetivo: quedarse con el control absoluto del Puebla Futbol Club, y en diferentes ocasiones, han declarado a las instancias legales y los medios de comunicación que no desistirán hasta conseguirlo.

En dos años y medio, Francisco Bernat y Ricardo Henaine protagonizaron una gran cantidad de conflictos que modificaron la estructura y operación del equipo camotero, pero lo de ayer, que culminó con el ingreso de Bernat al Reclusorio Norte de la Ciudad de México, es sin duda, el golpe legal más fuerte que uno de los dos ha dado.

Esta es una recapitulación de sus desacuerdos.

LA PRESENTACIÓN OFICIAL

"El anuncio más importante que tenemos el día de hoy, es que Ricardo Henaine y Jesús López Chargoy se integran al club. En términos generales, Henaine se encargará de la contratación de jugadores y de la promoción del equipo, aprovechando sus relaciones y contactos. El Señor López Chargoy será el encargado de la comunicación, página de Internet y relación con la filial de Liga de Ascenso, Lobos BUAP. Yo seguiré como encargado de la parte administrativa y como representante ante la Federación Mexicana de Futbol", dijo el socio mayoritario, Francisco Bernat, al revelar que a partir del 28 de mayo de 2008, Ricardo Henaine era el nuevo propietario del 43.6 por ciento de las acciones del Puebla.

PRIMEROS CONFLICTOS

Antes de que se cumpliera el primer mes del anuncio de la nueva sociedad surgió la primera discrepancia entre ambos, cuando Ricardo Henaine buscó convencer a su socio de aceptar una oferta de Fox Sports por los derechos de transmisión de televisión, que ingresaría al club 3 millones de dólares por dos temporadas.

Televisión Azteca en ese entonces le pagaba 21 millones de pesos al Puebla por año, y ante la posible negociación con otra cadena, le ofrecieron a Bernat 23 millones de pesos en efectivo, más 4 en especie, además de quitar una demanda por incumplimiento de la cláusula de autorrenovación del contrato del año anterior.

El resultado fue que Bernat firmó a espaldas de Henaine, quien buscaba conseguir una mejor oferta de la compañía norteamericana, lo que se convirtió en la punta del iceberg de una relación que comenzó torcida.

FUTBOL SOCCER VS. TODO FUTBOL (AMBAS S.A DE C.V)

La empresa en la que son socios Bernat, Henaine y Chargoy es Futbol Soccer S.A de C.V. sin embargo, no fue la razón social con la que se firmó el contrato con TV Azteca; fue Todo Futbol S.A. de C.V. al darse cuenta que Bernat operaba el club a través de otra empresa, Henaine interpuso una demanda en contra de Bernat por fraude.

El 18 de Marzo de 2009, el Juez noveno de lo civil de Puebla, Enrique Romero Razo ordenó el embargo del 51 por ciento de las acciones de Bernat, como medida precautoria del caso, y que Henaine quedara como depositario judicial de las mismas, lo que le dio el control administrativo del club.

Durante esa época, Henaine indagó sobre los montos ingresados al club por la empresa Todo Futbol desde mayo de 2008 hasta marzo de 2009 y que no le fueron reportados, que según el Abogado Rodolfo Aragón ascendían a 132 millones de pesos.

Los conceptos principales eran por la venta de Jorge Zamogilny a Estudiantes Tecos por 27 millones de pesos, patrocinio de Volkswagen por 17 millones y Cervecería Modelo por otros 17 millones, entre otros.

LA SITUACIÓN DEPORTIVA LOS 'UNIÓ' Y LOS VOLVIÓ A SEPARAR

Mientras el proceso legal continuaba y ambas partes buscaban presentar pruebas a su favor, se atravesó el Draft del 2009.

A sabiendas de los conflictos legales que tenían los socios, la Federación Mexicana de Futbol le pidió a ambos, que todas las operaciones que realizaran en el Régimen de Transferencias fueran firmadas de forma mancomunada, respaldadas por una cuenta en Banorte, para así brindarle seguridad al resto de los equipos de que serían válidas aún después de la resolución de la demanda, sin embargo ese sería el germen de una nueva disputa.

Mientras Henaine reclamaba su parte de los 132 millones de pesos, que según sus cálculos vio Bernat durante su administración, Bernat hacía lo mimso con la suya, que para el 10 de marzo de 2010, con la administración del equipo recuperada, eran entre 25 y 30 millones. (Henaine sí le había reportado otra parte de otros 130 millones ingresados).

Buscando "proteger" que más dinero no le fuera reportado, Bernat le solicitó a la Federación Mexicana de Futbol, a finales de 2009, que los poco más de 7 millones de pesos que le correspondían al club por su participación en el torneo Interliga 2010 y el proyecto de apoyo a la formación de jugadores, le fueran depositados en su cuenta de Banco del Bajío con la razón social Pléyades Automóviles S.A. de C.V. y no en la de Futbol Soccer de Banorte.

Al notar lo anterior, Henaine volvió a demandar a Bernat por desviar esos recursos. En esta ocasión por fraude genérico.

Bernat aceptó haber pedido ese dinero a la Federación el 19 de enero en declaraciones hechas al Grupo Reforma, porque no había perdido su facultad como Presidente del Consejo de Administración del Puebla, pero sobretodo porque tenía plena seguridad de que por órdenes federales, manejaría nuevamente la administración del club.

SUS PLEITOS PREVIOS COMPLICARON EL CASO

El futuro definitivo de la administración del Puebla se ha complicado de más, porque ambos socios tienen procesos legales en su contra, independientes al mundo del futbol.

Mientras Henaine estuvo a cargo de la administración del Puebla, se percató que Bernat Cid, a través de su empresa Loreto Automotriz tuvo reclamos en su contra de entidades como Ford Credit de México, Chrysler Financial Services, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, así como de la persona Adolfo Canales Espinoza, quienes entablaron diversos juicios mercantiles y penales para exigirle el pago de sus deudas, que juntas rondan los 100 millones de pesos.

A la par, Bernat perdió 500 mil dólares contra Fabiano Pereira por una resolución del TAS.

Pero Henaine Mezher tampoco se encuentra limpio, ya que tiene en curso los litigios promovidos por Germán Torrado Loza, ex abogado, quien le reclama 915 mil dólares (116 millones de pesos) que le provocaron el embargo de sus acciones tanto en el Puebla como en el Aeropuerto Internacional de Puebla y el parque de diversiones Valle Fantástico.

Además, Henaine se encuentra suspendido de sus derechos federativos por un año a partir del 28 de septiembre de 2009 por patear la puerta de los árbitros después del partido contra Guadalajara del Apertura 09. Misma sanción que sufrió Bernat en 2004 tras agredir al árbitro Manuel Glower después de un partido contra los Pumas, después de recibir goles en tiempo de compensación.

LOS ÚLTIMOS TOMA Y DACA

Tal como lo preveía a finales de 2009, cuando recibió los recursos del Interliga, Bernat recuperó la administración del Puebla en marzo de 2010 con un amparo que levantó la medida precautoria del embargo de sus acciones.

Lo anterior fue acusado por Henaine como soborno al nuevo Juez noveno de lo civil, Leonardo Treviño Musalem, por 1.2 millones de pesos, lo que generó una nueva denuncia penal. Antes la cuenta de Futbol Soccer fue congelada, por lo que calificó como un autoembargo.

A partir del 18 de marzo de este año, Bernat controla la administración del club vía su hermano Jorge Bernat y todo aparentaba estar en calma, disimulado por el buen paso del equipo en el torneo de Apertura 2010, hasta que ayer (jueves 19 de agosto) por la tarde, el socio mayoritario fue detenido afuera de la UDLAP para ser trasladado al Reclusorio Norte del DF, donde rendirá su declaración ante el Juez Pablo Picazo Fosado por administración fraudulenta por 30 millones de pesos.

CAMBIO DE ESCENARIO PARA EL PRÓXIMO SEXENIO

El 7 de julio de 2009, los tres socios se presentaron en las instalaciones del Estadio Cuauhtémoc, en ese momento Bernat aseguró: "Yo personalmente no tengo rencillas con nadie, lo que tuvimos fueron juicios para divertirnos nada más, en lo demás nunca tuvimos problemas y estamos todos aquí empujando juntos por el bien del equipo".

Sin embargo el propio Bernat declaró el 19 de enero a Reforma que era muy difícil salir de esta situación y que uno de los socios tendría que vender, además hizo referencia, sin decirlo explícitamente a la relación entre Ricardo Henaine y el Gobernador de Puebla, Mario Marín. "Todo mundo sabe cómo ha progresado aquí en Puebla, la cercanía con el poder lo ha hecho importante".

-¿Con el Gobernador Mario Marín?- "Pues hasta hoy nadie lo puede negar, son grandes amigos".

Mario Marín terminará funciones como Gobernador en 164 días y bajo ese escenario se darán los siguientes capítulos de la pugna entre Bernat y Henaine.

Entrará a relevarlo Rafael Moreno Valle, que ganó las elecciones en julio pasado por la Coalición Compromiso por Puebla, opositora del PRI, a quien incluso el Director Técnico, José Luis Sánchez Solá, apoyó en comerciales de radio y televisión.

Bajo ese otro escenario se desarrollarían los pleitos de los siguientes seis años si alguno de los dos socios no decide vender.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×