Javier Orozco, un artillero que crece a pasos agigantados

Javier Orozco, delantero de La Máquina de Cruz Azul comienza a crecer a pasos agigantados. Es el máximo artillero mexicano con 20 goles dentro de los torneos de la CONCACAF y ya fue llamado a la...
 Javier Orozco, delantero de La Máquina de Cruz Azul comienza a crecer a pasos agigantados. Es el máximo artillero mexicano con 20 goles dentro de los torneos de la CONCACAF y ya fue llamado a la Selección Mexicana.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • El "Chuletita" es el máximo romperredes de la CONCACAF con 20 tantos en Concachampions
  • En este Apertura 2010 ha iniciado de titular lo que va del certamen y ha marcado dos dobletes
  • En la Concachampions 2010-2011 suma 7 tantos, mismos con los que consiguió el título de goleo del 2008-2009

Cruz Azul tuvo en Carlos Hermosillo al último gran ídolo de la afición celeste en los años 90, un elemento que en los dorsales llevaba el número 27 y que catapultó a La Máquina al octavo Campeonato en 1997 ante el León. El "Grandote de Cerro Azul" se consagró como artillero con los cementeros, obteniendo tres títulos de goleo consecutivos de 1993 a 1996.

Hoy hay un nuevo elemento que comienza a robar la atención de los reflectores por sus destacadas actuaciones en las recientes fechas, su nombre es Javier Antonio Orozco Peñuelas, canterano celeste que como presagio de los dioses, porta en su casaca el legendario 27 del otrora romperredes y quien después de dejar el béisbol, seguir los pasos de su hermano Luis Orozco y picar piedra durante ocho años en el cuadro de La Noria, empieza a consolidar sus sueños en Primera División.

El "Chuletita" comenzó a pujar por un lugar en el once titular cementero desde su debut a sus 15 años en el Torneo Apertura 2005, el 17 de septiembre ante Tigres donde Cruz Azul venció 1-2 al cuadro regio, aunque después para el Clausura 2006 no viera ni un minuto de acción. Para el Apertura 2008, certamen donde comenzó a usar el número 27, sumó 69 minutos, jugó cuatro cotejos (uno de titular y tres de cambio) y anotó por primera ocasión en el Máximo Circuito.

La historia comenzó a escribirse a partir de ese torneo y ya con el número 27 en su espalda, Orozco empezó a sumar más y más minutos en su camino en la Primera División. Posteriormente con el arribo de Enrique Meza al timón cementero en el Apertura 2009, el "Chuletita" fue un personaje requerido con mayor periodicidad en el once del "Ojitos" tanto en la liga como en la Concachampions.

Y fue precisamente en la primera edición de la Liga de Campeones de la CONCACAF (anteriormente la Copa de Campeones y subcampeones) donde Javier Orozco consiguió alzarse como Campeón de Goleo de un certamen al anotar 7 dianas, con las cuales ayudó a La Máquina a llegar hasta la Final 2008-2009, misma que perdió ante los Potros de Hierro del Atlante por marcador global de 2-0. Actualmente el canterano cementero de 22 años es el máximo artillero mexicano en la historia de los torneos de la CONCACAF al sumar 20 goles, superando incluso la marca del mismo Carlos Hermosillo.

En el torneo local, después de ser un cambio recurrente para Enrique Meza en el Bicentenario 2010, el momento de la consolidación parece llegar para el oriundo de los Mochis, Sinaloa en este Apertura 2010.

En los cinco encuentros que van del A2010, Orozco ha iniciado todos, suma 401 minutos de acción y cuatro dianas en su cuenta personal, mismas que fueron conseguidas en un par de dobletes concretados en la Jornada 1 en el 0-3 ante Estudiantes Tecos y en la Jornada 4 en la goleada de 4-1 frente a los Tuzos del Pachuca en el Estadio Azul. Ahora será momento de demostrar su explosividad en el ataque de la Selección Mexicana, ya que debido a sus buenas actuaciones el "Chuletita" fue convocado por el timonel interino, Efraín Flores, para los cotejos amistosos del Tri ante Ecuador y Colombia el próximo 4 y 7 de septiembre, respectivamente, en territorio azteca. Orozco seguirá bajo la lupa del medio futbolístico luego de concretar cuatro dianas en la victoria del Cruz Azul 5-4 sobre el Real Salt Lake en la Jornada 2 de la Fase de Grupos de la Concachampions 2010-2011, un gran envión anímico para su posible debut con la casaca del Tri y que a la postre podría ser esa plataforma que lo impulse a concretar con Cruz Azul ese anhelado título que años atrás Carlos Hermosillo alzó en 1997.

La mesa está puesta para que el "Chuletita" Orozco algún día logré emular los triunfos del máximo referente de la delantera de La Máquina en la década pasada, una misión difícil pero no imposible que con pasos sólidos escribe partido a partido en el futbol mexicano e internacional, donde como en todos los ámbitos de la vida: lo importante no es llegar sino mantenerse y superarse.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×