Gritan de gusto con Rayados en el Tec

La mañana del Día de Independencia no se pintó con los colores patrios en la Sultana del Norte, sino con los tonos azul y blanco de los Rayados, ya que acudieron más de 1500 aficionados a ver...
 La mañana del Día de Independencia no se pintó con los colores patrios en la Sultana del Norte, sino con los tonos azul y blanco de los Rayados, ya que acudieron más de 1500 aficionados a ver entrenar al Monterrey en el Estadio Tecnológico.  (Foto: Notimex)
Monterrey -
  • Acudieron cerca de 1500 seguidores a práctica albiazul

La mañana del Día de Independencia no se pintó con los colores patrios en la Sultana del Norte, sino con los tonos azul y blanco de los Rayados, ya que acudieron más de 1500 aficionados a ver entrenar al Monterrey en el Estadio Tecnológico. La cita fue agendada expresamente para que la gente aprovechara el día feriado y la respuesta se dio acorde a las expectativas, con grandes filas que se registraron desde temprano para apreciar al cuadro regio, que marcha invicto en el torneo y que fue el ganador del Clásico 92 ante los Tigres. Luego de una espera de casi una hora y media, la multitud pudo ingresar al inmueble y de inmediato comenzó el apapacho a los jugadores, que hicieron tiros a gol para complacer a su hinchada. Previamente el plantel había realizado futbol a puerta cerrada, aunque tras de ello se brindó por espacio de una hora para que la afición disfrutara de maniobras en el campo, muchas de ellas aplaudidas por la tribuna. Al final, y como se ha vuelto una costumbre en días de asueto, los jugadores regalaron balones a la gente, además de arrojar prendas como gratitud al público. El incidente que empañó la fiesta fue cuando una aficionada cayó al foso que divide la cancha del graderío, y que tiene una profundidad superior a dos metros. La seguidora, de nombre Cinthia Nallely de la Rosa García, trastabilló al ser aventada por otro aficionado que buscaba una playera y acabó en el fondo doliéndose de la pierna derecha. La joven de 19 años fue atendida por paramédicos en el lugar, y trasladada posteriormente un hospital de la localidad para descartar cualquier lesión, aunque de antemano se presume que sólo presenta un esguince de primer grado en el tobillo. Pero tras solucionar el incidente la gente despidió al equipo entre aplausos y gritos de apoyo, de cara a su partido del sábado ante el Atlas, donde buscará llegar a ocho juegos sin derrota.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×