Vicente, bienvenido al Infierno

Uno de los Diablos más entrañables de la nueva época de oro del Toluca regresará a casa, es decir, al Infierno, pero cumpliendo la profecía de que belcebú puede tomar muchas formas, lo hará en...
Uno de los Diablos más entrañables de la nueva época de oro del Toluca regresará a casa, es decir, al Infierno, pero cumpliendo la profecía de que belcebú puede tomar muchas formas, lo hará en calidad de Águila.
 Uno de los Diablos más entrañables de la nueva época de oro del Toluca regresará a casa, es decir, al Infierno, pero cumpliendo la profecía de que belcebú puede tomar muchas formas, lo hará en calidad de Águila.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • El uruguayo jugará contra el equipo donde más ha brillado en su carrera
  • En caso de actuar el domingo, cumpliría 250 partidos en el futbol mexicano
  • Las barras de los Diablos no perdonarán la alta traición

Uno de los Diablos más entrañables de la nueva época de oro del Toluca regresará a casa, es decir, al Infierno, pero cumpliendo la profecía de que belcebú puede tomar muchas formas, lo hará en calidad de Águila. Vicente Sánchez, quien llegó a México para Toluca en el Invierno 2001, volverá a pisar la cancha del Nemesio Díez, donde brindó actuaciones memorables con la playera roja, tras casi tres años de no hacerlo; jugó ahí su último partido como pingo el 25 de noviembre de 2007, después fue vendido al FC Shalke 04 de la Bundesliga, con quien firmó por tres años. Durante los 13 torneos que jugó con Toluca, el uruguayo se convirtió en un verdadero demonio en la ofensiva, formó una dupla mortal al lado del goleador José Saturnino Cardozo y colaboró en la obtención de dos títulos para la institución escarlata, el del Apertura 2002 ante Morelia y el del Apertura 2005 ante Monterrey. Con los Diablos jugó 242 partidos, marcó 85 goles, dio 40 asistencias, vio 57 tarjetas amarillas y 7 rojas. RETORNO A MÉXICO COMO ÁGUILA Cuando llegó la oferta del conjunto alemán tras finalizar el torneo Apertura 2007 en México, Toluca le brindó todas las facilidades a Vicente Sánchez, lo apoyó en la salida y en un pacto que habría sido entre caballeros prometió que en caso de retornar a México en lo posterior, volver a ser Diablo sería una prioridad y un gesto de agradecimiento. Pero las palabras se las lleva el viento y luego de dos años y medio, donde no fue ni un pequeño diablillo en las canchas alemanas con la playera del FC Shalke 04, Vicente Sánchez se alistó para regresar al futbol donde más ha brillado, pero cambió las penumbras del infierno por un nido; fichó con el América para el Apertura 2010. Con la ruptura de este pacto, el Infierno ardió en coraje y molestia, ya que aunque reglamentariamente Vicente Sánchez podría contratarse con cualquier club mexicano (y del mundo), si éste y el FC Shalke 04 llegaban a un acuerdo, Toluca se sintió traicionado porque el uruguayo no cumplió su palabra, de que los Diablos tendrían preferencia. Aunque Toluca se indignó a través de su Presidente, Fernando Corona, la Federación Mexicana de Futbol, en voz del Secretario General, Decio de María, avaló el pase del jugador al América y aseguró que no había ninguna acción ilegal o antirreglamentaria en el traspaso, por lo que los Diablos se quedaron con un gran coraje y las manos vacías, ya que América no les dio ni un peso por la transferencia. Vicente Sánchez, tras llegar al América, agradeció a los Diablos por todo lo que le brindaron cuando jugó en México, pero aclaró que no había nada ilegal en su llegada al Nido, y que aunque la institución escarlata siempre tendrá un gran lugar en su memoria, ahora lo que quería era triunfar con las Águilas. CUMPLIRÍA 250 PARTIDOS EL DOMINGO a vida quiso que en el Toluca-América del próximo domingo en la otrora Bombonera, Vicente Sánchez pueda cumplir un cuarto de millar de partidos en México, pero es muy probable que en caso de jugar, lo haga en un ambiente hostil, ya que la afición de los Diablos es muy intensa y está sentida con el uruguayo. Si ya el hecho de regresar a México y desdeñar a los Diablos fue un acto de alta traición para los aficionados escarlatas, esta situación se potencializó porque regresó a uno de los máximos rivales del Toluca: las Águilas del América, a quien precisamente los choriceros alcanzaron en la misma cantidad de títulos en la época profesional del futbol mexicano con 10. De entrada, miembros de las principales barras de los Diablos ya advirtieron que el domingo en la cancha del Nemesio Díez, Vicente Sánchez no tendrá un día de campo, no tendrá ni un momento de respiro si es que juega, porque los seguidores pingos le mostrarán su indignación con abucheos y recordatorios familiares desde la tribuna. La afición que siempre le mostró amor incondicional y la cancha que siempre se prestó para las grandes gestas del uruguayo ahora jugarán en su contra; para Vicente Sánchez sólo habrá un mensaje: Bienvenido, otra vez, al Infierno.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×