Después del concierto de Black Eyed Peas, así quedó el Tec

A poco más de 24 horas del duelo entre Rayados y Necaxa, la cancha del Estadio Tecnológico presenta un rostro de auténtico maltrato tras el concierto del jueves del grupo estadunidense Black Eyed...
A poco más de 24 horas del duelo entre Rayados y Necaxa, la cancha del Estadio Tecnológico presenta un rostro de auténtico maltrato tras el concierto del jueves del grupo estadunidense Black Eyed Peas.
 A poco más de 24 horas del duelo entre Rayados y Necaxa, la cancha del Estadio Tecnológico presenta un rostro de auténtico maltrato tras el concierto del jueves del grupo estadunidense Black Eyed Peas.  (Foto: Óscar Adrián Velázquez)
Monterrey, Nuevo León, México -
  • Acentuó la cancha de los Rayados su maltrato
  • Trabajan a marchas forzadas para tenerla a punto en el duelo ante los Rayos

A poco más de 24 horas del duelo entre Rayados y Necaxa, la cancha del Estadio Tecnológico presenta un rostro de auténtico maltrato tras el concierto del jueves del grupo estadunidense Black Eyed Peas.

El terreno de juego, que ha sido blanco del desgaste tras las lluvias de las últimas semanas combinadas con la carga de partidos de futbol soccer y futbol americano estudiantil, exhibe la huella de la actividad de la noche anterior, y supone un obstáculo para el mejor balompié en el choque de la Jornada 10.

Decenas de trabajadores retiran del lugar la utilería del evento musical, mientras que empleados de la institución estudiantil intentan corregir los desperfectos, que saltan a la luz a simple vista.

La zona más dañada es la de la portería sur, también conocida como de vestidores, dado que en ella se ubicó la escenografía utilizada por la banda californiana.

También es evidente la falta de pasto en la zona de mediocampo, donde además se estuvo apoyando el trabajo de desmonte con unidades de transporte, de las conocidas como montacargas.

Los organizadores del evento protegieron el césped con cubiertas de plástico y madera, evitando que el desperfecto fuera mayor.

Pero dado que la superficie ya acarrea un daño de hace varias semanas, fue imposible que no se acentuara la mala condición del campo.

Y aunque el tono verde aún se puede apreciar en la mayoría de las zonas, al pisar el rectángulo es notorio el efecto de los desniveles, así como pozos por la energía de los seguidores en el lugar horas antes.

Se pudo conocer que hay un plan para remozar en lo posible el terreno de juego con expertos del Tecnológico de Monterrey.

Pero será hasta momentos antes del partido cuando se conozca si se logró un cambio aceptable para el desarrollo del partido, que antes de jugarse ya presenta un enemigo en común para Rayados y Necaxa.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×