A la afición Azul siempre la tendré grabada: Rubén Omar Romano

Enfrentar a Cruz Azul siempre será importante para el técnico santista Rubén Omar Romano, ya que se trata de un club en el que vivió grandes momentos.
Enfrentar a Cruz Azul siempre será importante para el técnico santista Rubén Omar Romano, ya que se trata de un club en el que vivió grandes momentos.
 Enfrentar a Cruz Azul siempre será importante para el técnico santista Rubén Omar Romano, ya que se trata de un club en el que vivió grandes momentos.  (Foto: Notimex)
Torreón, Coahuila, México -
  • El técnico fue secuestrado en la Ciudad de México el 19 de julio del 2005, cuando era entrenador de Cruz Azul

Enfrentar a Cruz Azul siempre será importante para el técnico santista Rubén Omar Romano, ya que se trata de un club en el que vivió grandes momentos como jugador además de que, en su etapa como entrenador de La Máquina, pasó la época más dura de su vida. Romano estuvo secuestrado 65 días en los que pensar en futbol y en Cruz Azul lo ayudó a mantener la calma. El argentino dijo que siempre estará agradecido con la afición y con la directiva cementera por el apoyo brindado en esos difíciles momentos. “Fueron los 65 días más largos y difíciles de mi vida, eso no se lo deseo ni a mi peor enemigo. Cuando estuve secuestrado siempre pensé en futbol, me dejaban ver los juegos de Cruz Azul”, afirmó. La vida le ofreció a Romano una segunda oportunidad y como capricho, tras ser liberado, le puso al equipo que ahora dirige como primer rival a vencer en el terreno de juego: “La afición de Cruz Azul va a quedar en mi memoria el resto de mi vida, por lo que fue para mí como también lo es la de Santos porque mi primer juego después del secuestro fue aquí y por eso son muy importantes”.

"Muchos pensaron que debí  descansar algunos meses, para estar tranquilo pero fue al revés, para mí era más importante trabajar y no pensar en lo que había yo pasado"

El estratega aseguró que jamás pensó en abandonar el país, toda vez que se trató de una de cal a cambio de las muchas de arena. “Mucha gente me preguntó si me iría de México pero es un país que me dio todo, fue un mal momento pero eso no quiere decir que tenga que borrar todo lo bueno que me dejó”. “Muchos pensaron que me debí retirar o descansar algunos meses, salirme de todo para estar tranquilo pero fue al revés, para mí era más importante trabajar y estar metido para no pensar en lo que había yo pasado”. -¿Qué te preocupó más durante ese tiempo?- “Uno sabe que dentro de todo, no me estaban haciendo nada, encerrado sí pero uno piensa  en la familia porque no sabe qué pueda estar pasando y me preocupaba más por la familia. Gracias a Dios eso quedó en el pasado y nunca se borra, es una marca que queda y hay que tomarlas con la cabeza bien puesta”. Tras recordar lo sufrido, Romano puso la cabeza fría para comentar sobre la actualidad y en torno al duelo entre su equipo y los azules, ya que este partido le ofrece la oportunidad de recuperar el liderato general. “Tenemos la posibilidad de seguir mejorando porque es de cara a la parte final, vamos a entrar a los últimos cinco partidos, el equipo tiene que empezar a afinar detalles pensando en una posible Liguilla”. “Los dos equipos juegan bien y gustan de manejar la pelota, tienen buen ataque y si se combinan estos elementos será un buen juego”, remató.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×