Omar Arellano Nuño, heredó y ha heredado una rivalidad hacia el América

Los Arellano crecieron amando los colores rojiblancos, pero al mismo tiempo odiando los azulcremas. Raúl, el abuelo, la famosa “Pina” e integrante del Campeonísimo (qepd), transmitió a su hijo...
Los Arellano crecieron amando los colores rojiblancos, pero al mismo tiempo odiando los azulcremas. Raúl, el abuelo, la famosa “Pina” e integrante del Campeonísimo (qepd), transmitió a su hijo Omar y nieto Omar jr, el significado.
 Los Arellano crecieron amando los colores rojiblancos, pero al mismo tiempo odiando los azulcremas. Raúl, el abuelo, la famosa “Pina” e integrante del Campeonísimo (qepd), transmitió a su hijo Omar y nieto Omar jr, el significado.  (Foto: Notimex)
Guadalajara, Jalisco, México -
  • Omar Arellano Nuño puede presumir haber experimentado el Clásico de diferentes trincheras

Los Arellano crecieron amando los colores rojiblancos, pero al mismo tiempo odiando los azulcremas. Raúl, el abuelo, la famosa “Pina” e integrante del Campeonísimo (qepd), transmitió a su hijo Omar y nieto Omar jr, el significado de portar la camiseta del Guadalajara.   Hoy, Omar Arellano Nuño puede presumir haber experimentado el Clásico Nacional de diferentes trincheras: al lado de su padre, como jugador, y ahora observando a su hijo.   El ahora ex técnico del Necaxa, señala que el principal consejo que le dio don Raúl fue nunca perder ante las Águilas.

"Mi papá me decía que ante Atlas y América no se podía perder"

“Mi papá me decía que ante Atlas y América no se podía perder, que previo a estos partidos uno se debía cuidar más, entrenar más, mentalizarse porque eran partidos diferentes, pero también me enseñó a disfrutarlos, porque somos privilegiados de estar en un equipo y eso mismo le transmito a Omar. Mi padre siempre nos inculcó el cariño a la camiseta, lo que significaba Chivas y sobre todo ganar al América, al Atlas y levantar un campeonato”.   Mucho se habló durante la semana que el América-Chivas es un partido que ha ido a la baja, que se ha devaluado y que es frío, sin embargo, Omar deja en claro que la rivalidad es la misma que se vivía en los sesentas cuando su progenitor jugaba y cuando él era profesional.   “Se ha hablado mucho, que se ha devaluado sobre todo cuando unos jugadores pasaron de un lado a otro, pero al final, sigue siendo tan importante el Clásico, el ahora ver a mi hijo jugar este partido, hoy nuestras pláticas son del partido. Para nosotros los Arellano es un partido muy especial, ganando se disfruta mucho, además de que Chivas tiene una gran oportunidad de acercarse a la Liguilla.   “Es una rivalidad totalmente heredada por mi padre. Es un partido que se vive diferente, se habla toda la semana, es un partido que significa mucho para la afición y para nosotros que jugamos. Son partidos que no se deben de perder por todo lo que significa”, indicó.   Arellano Nuño es consciente que el destino pudo haberlo llevado a Coapa, que quizá el futbol pueda hacerlo con su hijo, pero recalca que siempre los colores rojiblancos serán sus predilectos.   “Es difícil pensar eso (en haber jugado en América), pero ya también somos profesionales, no puedo hablar en un futuro o lo que pudo haber pasado, pero siempre el cariño hacia Chivas lo viví desde muy pequeño al igual que mi papá, es cierto que Omar debutó en Pachuca pero Chivas es nuestra casa, nos formamos ahí”.   El ex futbolista sabe que este Clásico marca para bien o para mal a cualquier futbolista o equipo.

“Un partido como este te marca para bien o para mal, pero también para un equipo sirve para levantarte, porque para Chivas o América será una gran alegría el triunfo o una gran tristeza una derrota”.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×